El móvil de un acusado por el 17-A contenía búsquedas de maquinaria de obra

El acusado Driss Oukabir durante el juicio en su contra en la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares, Madrid este martes donde ha comenzado el juicio por los atentados del 17 de agosto de 2017 en Barcelona y Cambrils (Tarragona).
El acusado Driss Oukabir durante el juicio en su contra por los atentados del 17 de agosto de 2017 en Barcelona y Cambrils (Tarragona).
EFE/ Fernando Villar POOL

Los peritos que analizaron el móvil de uno de los acusados por los atentados del 17 de agosto de 2017 en Cataluña, Driss Oukabir, a cuyo nombre se alquiló la furgoneta del atropello en Las Ramblas (Barcelona), han revelado que encontraron búsquedas sobre maquinaria de obra los días previos a la masacre.

En la sesión de este jueves, la última hasta enero tras las Navidades, han comparecido los agentes de Mossos d'Esquadra y de Guardia Civil que elaboraron el informe pericial sobre los dispositivos electrónicos intervenidos a los tres acusados: los dos presuntos integrantes de la célula yihadista, Mohamed Houli y Driss Oukabir, y al supuesto colaborador, Said Ben Iazza.

Según los peritos encargados de revisar el móvil de Oukabir, el acusado consultó desde Tánger varios anuncios de alquiler de maquinaria de obra, como toros mecánicos, excavadoras o plataformas elevadoras.

Al no tener éste ningún tipo de vínculo con el sector de la construcción y tampoco licencia para conducir ninguna de esas máquinas, la Guardia Civil llegó a la conclusión en su informe que iban a ser utilizadas para cometer futuros atentados, y a este respecto han recordado que la furgoneta con la que se cometieron los atentados de Las Ramblas fue alquilada a su nombre.

Otra imagen que los agentes consideraron importante para la investigación fue una que encontraron de varios vehículos todoterreno con la parte trasera cargada de armamento pesado.

Teléfono con contenido yihadista

Además, en el teléfono encontraron fotografías de contenido yihadista. En una de ellas aparecían dos personas encapuchadas con pasamontañas y con cintas en la frente con inscripciones en árabe en las que, según los peritos, se podía leer "brigadas" y "resistencia".

En este mismo dispositivo fueron hallados 38 audios relacionados con el Corán y, en algunos de ellos, se hacía referencia a la yihad y al martirio.

Los peritos han resaltado también que en ese aparato se instalaron al menos dos líneas de telefonía diferente, y una de ellas, que estaba a nombre de Moussa Oukabir, uno de los terrorista que murió en el ataque de Cambrils, se localizó en un coche situado en la escena del atentado en esta localidad.

Para evitar dejar pruebas, los acusados además borraron conversaciones de WhatssApp y contactos, por lo que los agentes sólo pudieron recuperar parte del contenido.

Otras búsquedas que encontraron estaban relacionadas con los Tcharmil: bandas juveniles en Sudamérica con estratos sociales bajos que realizan ostentación en las redes sociales y en la vía pública de machetes y cuchillos de grandes dimensiones.

Fotografía de los terroristas del Charlie Hebdo

En cuanto a otros dispositivos electrónicos analizados, han expuesto también los hallazgos en el ordenador de Youssef Alla, muerto en la explosión de Alcanar, y que se había radicalizado en 2015.

En él encontraron una fotografía compartida por Mohamed Houli Chemlal en el que se ve a dos terroristas que atentaron el 7 de enero de 2015 contra la revista satírica "Charlie Hebdo" rematando en el suelo con un fusil.

En el teléfono, disco duro y ordenador de acusado Said Ben Iazza, los agentes localizaron también contenido relacionado con los atentados de Barcelona.

Al finalizar la sesión, el presidente del tribunal, Alfonso Guevara, ha deseado unas felices fiestas a los participes en el juicio, ya que no se reanudará hasta el 11 de enero con la declaración de más peritos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento