"La eutanasia no llegó para mi 'amatxu' pero la hemos logrado para que todos podamos decidir cómo vivir y morir"

Vista de la concentración que Derecho a Morir Dignamente ha convocado frente Congreso de los Diputados.
Vista de la concentración que Derecho a Morir Dignamente ha convocado frente Congreso de los Diputados.
EFE/Kiko Huesca

Maribel Tellaetxe está siempre presente en el recuerdo de su familia pero este jueves ese recuerdo se ha hecho más intenso aún si cabe. Este jueves, el Congreso de los Diputados ha dado luz verde a la despenalización de la eutanasia y España está a un paso de ser el sexto país del mundo en reconocer un derecho que para Maribel llega tarde pero por el que los suyos no han dejado de batallar. "Hoy todo es en su honor", señala Danel Lorente en referencia a su madre, fallecida el 6 de marzo de 2019 con un alzhéimer muy avanzado.  

"La eutanasia no llegó para mi 'amatxu' pero la hemos logrado para que todos podamos decidir cómo vivir y cómo morir. Ella siempre fue una leona y nos dejó eso en herencia. Hemos peleado hasta conseguirlo", añade. Danel inició una campaña de recogida de firmas en noviembre de 2018, junto a su padre y sus hermanos, en la que pedía al Gobierno una legislación que dos años después se hace realidad. "Hoy celebramos la libertad y la vida, una vida digna hasta el final y sobre todo un derecho que siempre tendríamos que haber tenido. El derecho a decidir sobre nuestra propia vida. No entendíamos cómo en un estado democrático una ley obligaba a la gente a sufrir hasta el final", apunta. 

Este vizcaíno, natural de la localidad de Portugalete, argumenta que había una "demanda social altísima" y critica que los políticos vayan siempre "bastante por detrás" en estas cuestiones. Él ha podido constatar que "hay miles" de personas en la misma situación que Maribel a través del éxito que está teniendo con La Promesa, un documental que ha dado la vuelta al mundo y con el que ha cosechado numerosos premios nacionales e internacionales. "Ha sido una sorpresa. Lo hice a modo reivindicativo porque una imagen vale más que mil palabras y creí que era la mejor forma de mostrar en qué situación se veía obligada a vivir mi 'amatxu', en contra de cómo ella quería vivir", explica.   

Danel ha atendido a 20minutos antes de participar con su padre en una concentración convocada a las puertas de la Cámara baja para aplaudir lo que dentro ocurría. Allí han estado también otras personas que igualmente se han volcado para que llegara este día, entre ellos, Ángel Hernández, quien ayudó a morir a su mujer en abril del año pasado. María José Carrasco, enferma en fase terminal de esclerosis múltiple, padecía esa dolencia desde hacía tres décadas. 

Ángel ha calificado el momento como el "más justo, libre y democrático" y se ha mostrado agradecido a los ciudadanos que han apoyado "la existencia de una ley que procure una buena muerte". Envuelto en un proceso judicial por un delito de cooperación al suicidio, la Fiscalía solicita para este hombre seis meses de cárcel pero asegura que no se opondrá a su indulto.

También se ha acercado a la Carrera de San Jerónimo Asun Gómez, compañera de Luis de Marcos, un paciente que inició una campaña para que se regulase la eutanasia y que finalmente murió sin que pudieran practicársela. "Muy pronto, quien exprese repetidas veces su deseo de dejar de existir podrá hacerlo acompañado de sus seres queridos, de un médico, libremente y sin esconderse de nadie. Y realmente seremos libres hasta el final. Esta felicidad por poder decir al fin 'Luis, misión cumplida, tu sufrimiento no fue en vano' tropieza con la tristeza por no poder celebrar con él la victoria que está tan cerca", ha lamentado esta mujer que aún recuerda "el sufrimiento que padeció durante años" su pareja, "sin poder disponer, como quería y necesitaba, de la opción de irse". Para ella, para Danel, para Ángel, y para muchos otros, ha llegado el punto final de una causa por la que han luchado durante mucho tiempo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento