Podemos redobla su presión al PSOE y firma con colectivos sociales un texto que pide prohibir cortes de suministros

  • La formación morada suscribe un manifiesto señalando a la ministra Teresa Ribera.
  • El documento está impulsado​ por Ecologistas en Acción, la PAH o la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a los vicepresidentes Carmen Calvo, Pablo Iglesias, Nadia Calviño y Teresa Ribera.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a los vicepresidentes Carmen Calvo, Pablo Iglesias, Nadia Calviño y Teresa Ribera.
EFE/Pool Moncloa /Fernando Calvo

Nuevo capítulo en la batalla que mantienen en el seno del Gobierno PSOE y Unidas Podemos en relación a la prohibición de cortar los suministros básicos a familias vulnerables. Este jueves, la formación morada se reunió, junto a otros siete partidos, con varias organizaciones sociales que piden la regulación urgente de esta prohibición. Y, junto a todos ellos, firmó un manifiesto en el que insiste en que "el derecho a una vivienda digna no sólo consiste en poder contar con cuatro paredes y un techo, sino también en disponer de unos suministros básicos garantizados que nos permitan gozar de un nivel de vida digno".

La negociación lleva varios días encallada y dando pequeños pasos únicamente a raíz de los conflictos que se van conociendo por los medios de comunicación. Mientras Unidas Podemos aboga por un decreto que establezca la prohibición de cortar todos los suministros a familias vulnerables como se hizo durante la primera ola de la pandemia, el PSOE y, fundamentalmente, la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, solo ofrece esta prohibición para la electricidad, aunque el miércoles se abrió a regular también los cortes de agua.

Por ello, los cruces de reproches han sido cada vez más públicos en los últimos días, y el manifiesto firmado hoy es solo la última muestra de esa tensión. Unidas Podemos lo suscribe junto a Más País, Junts, la CUP, EH Bildu, Compromís, BNG y Coalición Canaria, y el texto está impulsado por Ecologistas en Acción, Aliança contra la Pobresa Energètica, la PAH, Aigua és Vida, Enginyeria Sense Fronteres, Plataforma por un Nuevo Modelo Energético y Red Agua Pública.

"El Ministerio para la Transición Ecológica, encabezado por la ministra Teresa Ribera, debe impulsar cuanto antes el establecimiento del principio de precaución, una herramienta que obligue a las compañías suministradoras a consultar con los servicios sociales competentes la situación de cualquier familia afectada por un aviso de corte y a garantizar sus suministros en el caso de que cumpla con unos baremos específicos de vulnerabilidad", señalan específicamente los firmantes del texto.

Pero, además, los firmantes introducen una propuesta novedosa: que no sea el Estado el que pague las facturas a las familias que no puedan sufragarlas, sino que estas corran a cargo de las propias compañías suministradoras de energía y agua. Los impagos, señala el manifiesto, "se sufragarán, de conformidad con un posterior desarrollo reglamentario, por un sistema de financiación participado al 100 % por las propias compañías de todos los segmentos implicados".

Sin cortes hasta que los servicios sociales decidan

El manifiesto también reclama a Ribera que ponga en marcha un "periodo de carencia" en el cual una familia no podría sufrir un corte de luz, agua o gas hasta que los servicios sociales no determinasen si es o no vulnerable. Y, por último, le pide "la redefinición de la figura del consumidor vulnerable, que abarque los suministros de agua y gas natural junto al de la electricidad", algo que está ya preparando a medio plazo el Ministerio de Transición Ecológica a través de un bono multisuministro. Un bono, piden los firmantes del manifiesto, "que pueda ampliar los actuales requisitos de acceso por lo que al nivel de renta se refiere".

Los partidos y los colectivos recuerdan que el propio Gobierno reconoció que, durante la primera ola de la pandemia, la prohibición de cortar los suministros que sí se decretó entonces sirvió para evitar 200.000 cortes de luz y 150.000 de gas. "No se trata de una mera cuestión de justicia social y de cumplimiento de las obligaciones del Estado de respetar, proteger y dar cumplimiento a los derechos humanos. También se trata del deber ineludible del mismo Estado de velar por el bienestar de los colectivos más vulnerabilizados de nuestra sociedad", concluye el manifiesto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento