Así puedes ahorrar en calefacción

  • El gran gasto energético en los hogares se puede reducir.
  • Usa el sentido común: no subas de 20 0C y aisla bien la casa
Ahorrar en la calefacción.
Ahorrar en la calefacción.
ESTEBAN

La calefacción supone el 64% del consumo energético total de una casa durante el invierno, un gasto excesivo que se puede rebajar si adoptamos unas sencillas medidas que nos permitirán tener la casa caliente sin sufrir agobios para llegar a fin de mes.Lo datos sobre consumo energético que maneja el

Instituto para la diversificación y el ahorro de energía (Idae) dan una idea del elevado gasto familiar en calefacción.

Tras el susto que ha supuesto para muchas familias el último recibo de la luz -basado en consumos estimados- y mientras llegan esas prometidas devoluciones de los importes cobrados indebidamente, es importante lograr una rápida rebaja en las próximas facturas energéticas, ya sean de compañías eléctricas, de gas, o de la comunidad (en el caso de las calefacciones centrales).

Éste es uno de los asuntos que se van a abordar en la feria Climatización 09, que se celebrará a partir del martes en Madrid (en Ifema), y en la que técnicos del sector propondrán las claves para consumir racionalmente y ahorrar en tiempos de crisis.

Un invierno más frío

Es cierto que este invierno está siendo más duro que los anteriores, y que en muchos hogares se ha encendido la calefacción durante más horas y a mayor potencia de la habitual, pero también es cierto que una gestión adecuada del sistema de calefacción y del aislamiento de nuestra vivienda nos permitirían ahorrar unos cuantos euros.

Lo fundamental es evitar las fugas de calor y proteger la casa contra el frío aislándola con doble acristalamiento y burletes en puertas y ventanas. Un aspecto importante a tener en cuenta al distribuir el mobiliario es alejar los sofás, sillas y sillones de las puertas y ventanas.

Es posible que la casa esté lo suficientemente caliente, pero si nos sentamos cerca de una ventana puede que sintamos frío, ya que el vidrio no bloquea las bajas temperaturas de forma tan efectiva como las paredes.

Conviene no abrir las ventanas más tiempo del necesario: diez minutos son suficientes para ventilar una habitación. A partir de ahí se renueva innecesariamente el aire, se pierde calor y se reduce la temperatura dentro de la casa. Finalmente, hay que asegurarse de que el sistema de calefacción sea inspeccionado y limpiado cada año. Es la mejor garantía para su eficiencia y seguridad.

Vigila el termostato

  • Temperatura ideal: El termostato de la calefacción debe estar en 20 0C; es una temperatura confortable para estar en casa. Por cada grado adicional se gasta entre un 6% y un 8% más de energía, según el Instituto de Tecnología Eléctrica.
  • Ausencias: Si sales durante unas horas de casa, reduce la posición del termostato a 15 0C. En caso de ausencia prolongada -un día o más-, conviene desconectar la calefacción.
  • Programador: Hay una amplia variedad de termostatos programables que permiten seleccionar el funcionamiento de la calefacción según nuestros horarios y preferencias.
  • Válvulas: Colocar válvulas termostáticas en los radiadores permite lograr un considerable ahorro de energía.
  • Llaves: Si la calefacción es colectiva y hace demasiado calor no hay que abrir las ventanas sino cerrar la llave de algunos radiadores.
  • Radiadores libres: Aunque a veces sequemos en ellos la ropa, lo ideal es mantener los radiadores descubiertos para que rindan al máximo.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento