Los alumnos granadinos que asisten a clases de refuerzo aumentan un 44%

  • Más de 4.300 alumnos van al colegio por la tarde para ampliar conocimientos.
  • El servicio es gratuito y se ofrece en 142 centros.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GRANADA

Las asignaturas a veces se atragantan y no son fáciles de llevar sin ayuda. La Consejería de Educación puso en marcha hace tres cursos el Plan de Acompañamiento Escolar, para mejorar el rendimiento de los estudiantes  y apoyarlos en las materias más complicadas para cada caso. Son las clases de refuerzo que se imparten por las tardes en los centros.

Este curso, 4.331 alumnos (uno de cada diez) asisten a estas horas de apoyo, un 44% más que el año pasado. La cifra de centros también ha crecido en 58 y ya hay 142 en la provincia (96 colegios de primaria y 46 institutos) que dedican tiempo a sus alumnos fuera del horario escolar establecido.

Supone una gran implicación por parte de los profesores
El servicio es gratuito y supone, según Ana Gámez, delegada de Educación de la Junta,
«una gran implicación personal por parte de los profesores, ya que, además de estar fuera de las horas de trabajo habituales, se apoya a aquellos alumnos que normalmente presentan más dificultades».

Los estudiantes que pueden optar a estas clases son los de 5º y 6º de Primaria y los de 1º, 2º y 3º de ESO. Resuelven dudas, trabajan en equipo y, además, aprenden técnicas de estudio y hábitos de concentración.

Los grupos son de entre 5 y 10 alumnos, cuatro horas a la semana distribuidas según las necesidades de cada centro y entre los meses de octubre a mayo.

El colegio de Primaria Arrayanes es uno de los centros que tiene este plan desde sus orígenes. Este curso cuenta con dos grupos de ocho escolares, que de tres a cuatro de la tarde se quedan en las aulas para mejorar su aprendizaje.

Hablamos con los padres y con sus tutores y se elabora un plan
«Son alumnos que están apuntados al comedor y que después de descansar un rato
reciben una hora diaria de lunes a jueves con profesores de apoyo», explica María Martínez, jefa de estudios.

La selección se realiza entre los estudiantes con más dificultades. «Hablamos con los padres y con sus tutores y -continúa- se elabora un plan para incidir en aquellos conocimientos o tareas más complicados para ellos».

Arrayanes sabe lo que es implicarse con sus alumnos. Las clases de refuerzo las imparten los mismos profesores de apoyo que atienden a los escolares por la mañana. De este modo, es más fácil detectar las debilidades de cada estudiante. «Los conocen perfectamente», apunta Martínez. Por si fuera poco, luego hay actividades deportivas hasta las 17.30 horas.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GRANADA

Mostrar comentarios

Códigos Descuento