Cómo hacer mejillones picantes, paso a paso

Plato de mejillones a 1 euro, en el restaurante Common Good.
Los mejillones son ricos, versátiles, baratos y sanos.
FACEBOOK /COMMON GOOD

Los mejillones están de temporada en diciembre. Una suerte. Y es que los mejillones son ricos, versátiles, baratos y sanos. Al vapor, con vinagreta, con mayonesa, picantes, tigres... hay mil maneras de saborearlos.

Fueron los romanos los que comenzaron a consumir este bivalvo a gran escala, dejando esa herencia en la Península Ibérica. Aunque los árabes tuvieron poco aprecio por los mejillones, después se prestigiaron en España. Martínez Motiño, cocinero de Felipe II, los preparaba para el monarca. Hoy son un clásico presente en cualquier bar o restaurante español.

Además de deliciosos, los mejillones son muy saludables y tienen un gran valor nutricional. Son muy ricos en hierro para combatir la anemia; contienen antioxidantes como la vitamina C; y su fósforo ayuda a cuidar huesos y dientes.

Ingredientes (para 4 personas)

  • Mejillones frescos (1 kilo)
  • Cebolla (1)
  • Ajo (1)
  • Tomate frito o salsa de tomate casera (100 ml)
  • Guindillas o cayenas (2)
  • Pimentón picante (1 cucharada de postre)
  • Vino blanco (1 vaso)
  • Laurel (1 hoja)
  • Perejil fresco picado
  • Aceite de oliva
  • Sal

  • OPCIONAL: salsa tabasco

Información práctica

  • Tiempo de elaboración: unos 30 minutos
  • Calorías: unas 175 kcal por ración

Elaboración

  1. Bajo un hilo de agua del grifo, limpiamos bien los mejillones: retiramos las barbas y cualquier suciedad adherida a la concha.
  2. En una olla echamos medio vaso de vino, medio vaso de agua y la hoja de laurel.
  3. Ponemos a fuego fuerte y cuando esté en ebullición añadimos los mejillones para que se hagan al vapor.
  4. Los tenemos entre 3 o 4 minutos, hasta que todos se hayan abierto (los que no lo hagan van a la basura).
  5. Retiramos con un escurridor, guardamos el agua de la cocción, desechamos la parte de la concha vacía y reservamos.
  6. Picamos la cebolla y el ajo.
  7. En la cazuela echamos un poco de aceite de oliva y rehogamos la cebolla. Luego el ajo y las cayenas.
  8. Agregamos el pimentón picante, damos unas vueltas, sumamos el otro medio vaso de vino blanco y ponemos a fuego alto.
  9. Cuando el olor a alcohol se haya ido, añadimos el tomate frito o la salsa de tomate (que sea casera).
  10. OPCIONAL: si queremos que nuestra salsa sea MUY picante echamos en este punto 2 gotas de salsa tabasco.
  11. Añadimos medio vaso del agua de la cocción, bajamos el fuego y agregamos los mejillones.
  12. Cogemos la olla por las asas y meneamos para que la salsa y los mejillones se incorporen.
  13. Espolvoreamos un poco de perejil recién cortado y servimos.

Apúntate a la newsletter de Cocina en 20' y recibe en tu correo recetas para hacer en casa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento