Polémica en Andalucía por la Navidad: no permite los viajes de allegados y los hosteleros, en pie de guerra

Dispositivo policial en el centro de Sevilla
Dispositivo policial en el centro de Sevilla
AYUNTAMIENTO DE SEVILLA

Andalucía ya tiene un plan para la Navidad: una desescalada en dos fases en las que progresivamente se irán ampliando tanto la movilidad en la comunidad como el horario comercial y el de la hostelería. Así lo ha anunciado este jueves tras la reunión del Consejo Asesor de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto el presidente de la Junta, Juanma Moreno, quien se mostró consciente de que con las medidas adoptadas "no contentamos a todos" y que "no son todo lo flexibles que a muchas personas les gustaría", pero "es el momento de la prudencia y del sentido común", porque "los excesos de diciembre serán dramas en enero", aseveró.

Este tipo de desescalada por fases, explicó el líder del Gobierno autonómico, permitirá a los expertos poder "evaluar el resultado que ha tenido el pasado puente y poder calibrar los efectos de un posible repunte", ya que "a día de hoy todavía no lo podemos calibrar".

Primera fase: del 12 al 17 de diciembre

Así pues, la primera fase de la desescalada comenzará esta medianoche y se mantendrá hasta el jueves 17 de este mes incluido. Durante este periodo, la Junta permitirá la movilidad entre los municipios de una misma provincia, decayendo así el cierre perimetral de las localidades que rige en estos momentos. Además, los comercios no esenciales podrán mantenerse abiertos hasta las 21.00 horas –tres más que actualmente–, mientras que para la hostelería se mantendrán las mismas restricciones actuales, es decir, que tendrán que seguir cerrando a las 18.00 horas hasta el día 17.

En esta primera fase, tampoco variará el toque de queda decretado en toda la comunidad, establecido entre las 22.00 y las 7.00 horas.

Segunda fase: del 18 de diciembre al 10 de enero

La segunda fase del plan, entre el viernes 18 de diciembre y el 10 de enero, incluye la Navidad propiamente dicha y supondrá una mayor relajación de las medidas, siempre y cuando la situación epidemiológica no empeore. En estos días, la movilidad se amplía aún más, permitiendo la Junta poder circular libremente entre las ocho provincias de Andalucía.

Los comercios estarán autorizados a abrir en su horario habitual y el sector de la hostelería tendrá un horario ampliado, aunque con ‘jornada partida’. De esta forma, bares y restaurantes podrán abrir hasta las 18.00 horas en un primer turno, para después cerrar y poder volver a levantar la persiana entre las 20.00 y las 22.30 horas.

La razón de este horario especial por tramos es "evitar prolongar ese tiempo de estancia en horas que son muy sensibles para el contagio porque, según los expertos, es cuando se produce una mayor relajación" entre los clientes, explicó Moreno.

También en esta fase se relaja el toque de queda, que se reduce una hora tanto en el inicio como en la finalización, quedando por tanto restringida la movilidad nocturna entre las 23.00 y las 6.00 horas.

Fechas señaladas

Además de estas dos fases, y de cara a las fechas especialmente señaladas, la Junta ha establecido una serie de medidas específicas entre los días 23 de diciembre y 6 de enero, periodo en el que la comunidad dejará de estar cerrada perimetralmente, aunque abriéndose solo para la reagrupación familiar. Como ya anunció hace unos días el presidente, la Junta ha decidido suprimir el término allegado "al considerase ambiguo, lo que dificultaría el control de quienes tienen que hacer cumplir esta norma".

Los días 24, 25 y 31 de diciembre y 1 de enero, se permitirán reuniones familiares con un máximo de 10 personas, mientras que el resto de días se mantiene la cifra de seis. En todo caso, la Junta "recomienda" no superar en estos encuentros los dos grupos de convivencia. El toque de queda en Nochebuena y Nochevieja, tal y como se decidió en el Consejo Interterritorial, se mantiene a las 1.30 horas.

Por último, el Ejecutivo permitirá la apertura de la estación de esquí de Sierra Nevada a partir del viernes 18 de este mes.

Residencias de mayores

La Junta de Andalucía va a permitir entre el 22 de diciembre y el 7 de enero (ambos días inclusive) la salida de las personas mayores de las residencias en las que viven para que puedan disfrutar las fiestas navideñas con sus familiares, pero siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos.

Así, según explicó el presidente, Juanma Moreno, la dirección del centro residencial deberá certificar que el mayor está "estable, sin síntomas" y que cuenta con un test negativo de coronavirus en las 72 horas previas a su salida. Asimismo, el mayor deberá pasar su estancia fuera de la residencia en un único domicilio familiar y con una "estancia larga", por un periodo de, al menos, cinco días. Durante dicha estancia, sus familiares deberán realizar una "vigilancia activa" para asegurarse de que el mayor se encuentra bien y avisar al mínimo síntoma de contagio.

Por último, y para poder regresar a la residencia después de las fiestas, el mayor deberá aportar otro test con resultado negativo con una antelación de 48 horas.

De las 1.107 residencias que la Junta mantiene en seguimiento activo, el 93,5% están libres de coronavirus en estos momentos.

El sector hostelero andaluz "rompe relaciones" con la Junta

La hostelería andaluza ha decidido "romper las relaciones con la Junta de Andalucía por su maltrato al sector", tras conocer las restricciones. Por ese "maltrato" y ante lo que consideran "el enésimo atropello a un sector que sólo pide poder trabajar, pide la dimisión del presidente de la Junta de Andalucía", informaron a Efe fuentes del sector.

Las fuentes calificaron de "ridículo" el argumento dado por Moreno Bonilla de que entre las 18 y las 20 horas "la gente se relaja más" para justificar ese periodo de cierre. "Esa es la gota que colma el vaso de la paciencia y la buena voluntad de la hostelería", apuntaron.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento