Hallan restos de leopardo en la cueva del Cudó (Tarragona) de hace 24.000 años

Investigadores del Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social (Iphes-Cerca) han recuperado restos de un leopardo en la cueva del Cudó, en Mont-ral (Tarragona), con una antigüedad de unos 24.000 años.
Restos de leopardo en la cueva del Cudó (Tarragona)
Restos de leopardo en la cueva del Cudó (Tarragona)
JOSEP MARIA VERGÉS/IPHES

Se trataría de uno de los últimos ejemplares de estos animales que habitaron las montañas de Prades, ya que sobre estas fechas se produjo la extinción del oso de las cavernas y de la mayoría de los grandes carnívoros que habían poblado la península ibérica durante el pleistoceno, como los leones y las hienas, ha informado el Iphes en un comunicado.

Se han encontrado un húmero y un radio en perfecto estado de conservación, pertenecientes al mismo animal, y casi en conexión anatómica, en lo que hace pensar que en futuras campañas arqueológicas aparecerán más restos para completar el esqueleto.

El Iphes lleva trabajando en la cueva del Cudó desde 2016, que entre hace 31.000 y 10.000 años era una cavidad que fue usada periódicamente como refugio por los grupos de cazadores recolectores del paleolítico superior.

El investigador del Iphes Josep Maria Vergés ha asegurado que es probable que la cueva fuese usada como un refugio donde descansar y reparar las herramientas dañadas durante el día, y ha remarcado que los ornamentos personales hallados, fabricados con conchas y caracoles marinos, indican una fuerte vinculación de estos grupos con la zona costera.

Los leopardos también utilizaron la cueva como refugio, como demuestra la presencia de restos de hervíboros con evidencias de haber estado consumidos por un depredador, y Vergés ha subrayado que los restos del leopardo no muestran evidencia de muerte violenta ni de haber sido descuartizado o consumido por humanos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento