"Hasta para sacar dinero tienes que ir a otro pueblo porque aquí no hay cajeros"

20 minutos ha estado una mañana en la pedanía murciana de Jerónimo y Avileses para saber qué es para los vecinos lo mejor y lo peor de vivir en esa localidad

Campos y campos repletos de plásticos e inmigrantes recogiendo alcachofas. Es la primera imagen que el visitante tiene de Avileses (1.124 habitantes) cuando aparece por allí una mañana de febrero.

Es la última pedanía del municipio de Murcia, pero sus vecinos se sienten más de «San Javier o de Torre Pacheco» que de la capital. Y es que para llegar a sus campos hay que recorrer más de 40 km desde el centro de Murcia.

Los lugareños de Avileses son gente amable. Todos, sin excepción, se prestan para contestar a nuestras preguntas. «Aquí se vive bien, pero ha caído la construcción y se han quedado muchos albañiles en paro. Ahora trabajan los marroquíes en el campo», dice Ramón García, un vecino.

Poco después entramos en la panadería Eduardo, frecuentada por muchos vecinos. El olor que de allí emana no deja lugar a dudas: es pan cocinado en un horno de toda la vida.

«Ésta es la cuarta generación de panaderos, desde 1890», nos explica Rosario Meroño. Antes, ya ha realizado un repaso de las carencias de la pedanía.

Con ella está Ramón Albaladejo: «Falta presencia policial y vigilancia. En Sucina tienen serenos. Nosotros, no. Han hecho un colegio y ya se ha quedado pequeño, falta una piscina municipal. Antes había un local para la juventud, pero se cerró. El consultorio tampoco abre los fines de semana y la carretera de Murcia está llena de baches».

Las quejas vecinales por la falta de servicios es algo común. «Nos tienen olvidados, pero a la hora de cobrarnos los impuestos sí que se acuerdan de nosotros. Hasta para sacar dinero tenemos que ir a otro pueblo», comenta Carmen Martínez.

Las protestas por el bus también son habituales. «Sólo pasa uno a las 7.00 y otro a las 15.00 y de lunes a viernes. O tienes carné o no puedes salir del pueblo», dice Rosario.

Por su parte, el pedáneo Julio Martínez (PP), reconoce las carencias, «pero no se pueden hacer milagros. Quedan cosas por hacer. De momento, este año se va a asfaltar la carretera que va a Murcia».

Mostrar comentarios

Códigos Descuento