Irene Vera: "Un disco supone un impulso, pero la meta es recompensar a tu gente"

  • Irene Vera es una de las promesas del panorama musical español.
  • Su primer disco, Vendrán días, le ha permitido promocionarse en toda España.
  • Una nueva gira, probar suerte en México y grabar un segundo disco son sus principales objetivos.
  • Considera que su familia y sus compañeros son su gran apoyo en un mundo de sueños rotos.
Irene Vera comenzará en marzo la recta final de la gira promocional de 'Vendrán días', su primer disco.
Irene Vera comenzará en marzo la recta final de la gira promocional de 'Vendrán días', su primer disco.
El Rincón Producciones

A algunas personas la fama les alcanza de una vez, y de forma meteórica se ven impulsados hacia el estrellato. A otras, el éxito sólo se les presenta al final de una larga escalera llena de peldaños desiguales. Y en el mundo de la música, son muchos los que no logran superar los escalones que encuentran en su camino.

Sin embargo, con sólo 23 años Irene Vera parece haber encontrado el secreto para superar cualquier obstáculo en su ascenso. Primer Premio del Certamen Nacional de Jóvenes Creadores en 2005, esta joven cantautora cacereña publicó su primer disco en septiembre de 2008, y desde entonces ha recorrido la geografía española en una gira promocional que concluirá el 6 de marzo en Cádiz.

Tener un disco en el mercado te permite volcarte en la música, aunque tengas que reinvertir lo que ganas

"El disco me ha supuesto un punto de inflexión, porque estar en tiendas me ha permitido dedicarme sólo a esto, aunque de momento reinvirtamos todo en seguir avanzando", afirma ilusionada al hablar de "su bebé": Vendrán días, producido por El Rincón Producciones, en el que refleja sus comienzos en Madrid, donde empezó a cantar en pequeños locales a los 18 años.

"Comencé a aprender realmente en serio cuando encontré mi sitio sobre el escenario", recuerda. "Al principio los conciertos eran muy sufridos, sobre todo a la hora de enganchar con la gente, pero creo que es la mejor manera de empezar: hacer conciertos, encontrándote cada vez mejor en el escenario y desarrollando una química con el público".

A base de trabajo, peldaño a peldaño, Irene consiguió destacar en el panorama musical madrileño y llamar la atención de pesos pesados como Ángel Crespo y Paco Bastante, que creyeron en su proyecto y la animaron a dedicarse a la música profesionalmente.

El mundo de la música es mucha suerte y mucho contacto, pero el azar sólo te da un diez por ciento: el resto es trabajo

Pero Irene, consciente de la dureza de la jungla discográfica, se esforzó en mantener los pies sobre terreno firme y dedicó gran parte de su tiempo a terminar dos licenciaturas (en Economía y Periodismo) que dan muestra de la combinación de curiosidad y espíritu crítico que se refleja en sus temas.

"El mundo de la música es mucha suerte y mucho contacto, pero el azar sólo te da como mucho un diez por ciento: el resto es trabajar al cien por cien", sostiene con aplomo. "Estudiaba entre semana y los fines de semana me iba de concierto. Componía cuando me sobraba un rato cualquier día, pero no había día en que no hiciera una estrofa. Ahora soy más metódica, pero la promoción, las entrevistas, los conciertos... se llevan mucho tiempo".

Define su música como "un pop muy personal", con influencias de Los Secretos y Luz Casal, entre otros, pero inspirado en la gente que le rodea. "Cada uno aporta lo que lleva dentro para hacer personal su música. Algunas de las canciones hablan de las cosas que me pasan, y muchas otras en cosas que me gustaría decirles a otras personas y que sólo consigo hacerles llegar a través de canciones".

Entre esa gente, ocupan un lugar destacado su familia ("Me dicen que comience a preparar las oposiciones ya mismo: tienen mucho miedo, pero me animan desde el principio"), su banda ("En la gira paso 24 horas con ellos: son como mis hermanos, son unos profesionales que me sirven siempre de apoyo") y su manager, José Manuel Martín ("Creo que confía más en esto que yo").

Tenemos en mente viajar a México, porque allí acogen muy bien la música de España

"El que tanta gente haya trabajado por este proyecto te mete un poco de presión", confiesa. "Pero tengo más presión por poder recompensar a toda la gente que se ha esforzado por mí dando más de lo que realmente estaban ganando. Me interesa que el proyecto salga para agradecérselo a la gente, no por miedo al fracaso".

De momento, el horizonte a corto plazo parece claro: en primavera, Irene Vera y su banda se centrarán en Extremadura y participarán en una gira de Cadena 100; para verano, están comenzando a negociar conciertos con ayuntamientos; y entre medias, se vislumbra la posibilidad de viajar al otro lado del Atlántico.

"Tenemos en mente visitar México, porque allí acogen muy bien la música de España", adelanta cruzando los dedos para que se cumpla su objetivo a medio plazo: comenzar a grabar un segundo disco en 2010, si no ha "acabado muerta".

"Y si tropiezo, me pongo como loca con las oposiciones a inspectora de Hacienda", bromea fingiendo un gesto de angustia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento