El auge de los brokers 'online' y los CFD: el peligro de convertir la Bolsa en casino

  • Cada vez más plataformas de inversión intentan enganchar al pequeño ahorrador con agresivas campañas de publicidad.
  • ​Muchas ofertan productos derivados de altísimo riesgo que la CNMV recomienda evitar al inversor minorista.
  • "Pensar que metiendo 1.000 o 10.000 euros vas a vivir del trading es mentira", dice un profesor de la EAE Business School.
Corredores reaccionan durante el cierre de la Bolsa de Nueva York, tras las fuertes pérdidas registradas por el Dow Jones.
Corredores reaccionan durante el cierre de la Bolsa de Nueva York, tras las fuertes pérdidas registradas por el Dow Jones.
JUSTIN LANE / EFE

La idea de que con un simple ordenador y una conexión a internet cualquiera puede convertirse en trader profesional de la noche a la mañana y ganar dinero fácilmente en la Bolsa es muy tentadora, pero desafortunadamente está muy alejada de la realidad. 

Sin embargo, cada vez son más los inversores particulares, en muchos casos con escasos conocimientos financieros, que se lanzan a la aventura de probar suerte en los mercados. Y el resultado casi siempre es el mismo: pierden dinero.

"Pensar que metiendo 1.000 o 10.000 euros vas a poder vivir del trading es mentira, para nada", asegura Borja Ribera, profesor de Bolsa en la EAE Business School y asesor financiero de Gaesco. "Yo he sido trader profesional, me he dedicado a esto, y como mínimo necesitas un capital de 200.000 euros para poder llegarte a plantear vivir de esto. Y eso pensando en que puedes sacarle una rentabilidad anual del 10% y que con eso vas a tener suficiente para vivir", añade.

"Para vivir del trading necesitas como mínimo un capital de 200.000 euros"

Hay que diferenciar, no obstante, entre aquellos que compran acciones como inversión a medio o largo plazo, que puede ser buena alternativa para rentabilizar los ahorros, y aquellos que especulan en los mercados financieros en busca de altas y rápidas rentabilidades. Este último perfil es, evidentemente, el que tiene más peligro de perder sus ahorros.

Ribera asegura, además, que la idea de abrir y cerrar posiciones rápidamente para ir sumando pequeñas rentabilidades, lo que se conoce como la técnica de scalping, no es factible para un particular que está en su casa con el ordenador personal: "La plataforma que se necesita para ser trader debe ser muy rápida y potente, algo que un broker online no te va a dar. Necesitas una conexión al mercado muy directa".

Pero a pesar de los riesgos del trading, en los últimos años han proliferado los brokers online, algunos con agresivas campañas de publicidad que recuerdan a las casas de apuestas. "Muchas plataformas aprovechan épocas de crisis como la actual, en la que hay mucha gente en ERTE, en casa, y mucha volatilidad en los mercados, para captar clientes. Son épocas convulsas en las que se pueden obtener grandes rentabilidades y muchos inversores aumentan su exposición al riesgo", sostiene el profesor.

"Muchas plataformas aprovechan épocas de crisis para captar clientes"

"La publicidad más agresiva es la de los brokers online de CFD, que han reducido sus costes estructurales al no tener oficinas y consiguen reducir al máximo las comisiones para atacar sobre todo al público de internet", afirma Ribera. 

La propia Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) admite a 20minutos.es su preocupación por ese tipo de publicidad: "Realizan campañas masivas o utilizan a personas con cierta reputación entre determinados colectivos para promocionar sus productos de manera muy agresiva. Estas acciones promocionales no son adecuadas ya que van dirigidas a un tipo de receptor que no es el idóneo para estas inversiones".

El 82% de la gente que invierte en CFD pierde su dinero

Los CFD, o contratos por diferencia (Contract for difference), son un derivado financiero de altísimo riesgo que la CNMV recomienda evitar a los pequeños inversores: "Son productos complejos y de elevado riesgo y, por tanto, no son adecuados para los minoristas. Los inversores deben saber que el 82% de las personas que invierten en CFD pierden su dinero". Sin embargo, son muy atractivos por sus bajas comisiones y por la posibilidad de abrir posiciones cortas: vender antes de comprar y, por lo tanto, ganar en un mercado bajista, cuando la cotización cae.

Además, la inversión en CFD implica casi siempre apalancamiento, es decir, que el inversor está operando con más dinero del que realmente dispone: eso quiere decir que, en caso de ganar, los beneficios se multiplican, pero también las pérdidas si vienen mal dadas. "Podemos invertir 100 euros y acabar perdiendo más y teniendo que poner dinero para cubrir esas pérdidas. Esto es muy importante que los inversores lo conozcan y no se dejen llevar por mensajes de altas rentabilidades", subraya el organismo supervisor.

"Desde hace años, la CNMV, así como las autoridades europeas, alertan sobre estos peligros y obligan a las entidades a advertir a los inversores de los altos riesgos que asumen cuando ponen su dinero en este tipo de productos", añade.

"Claramente la CNMV considera que los CFD no son un producto adecuado para minoristas y particulares"

Otro problema de los CFD es que no se trata de un mercado regulado. "Lo que hacen estos brokers online es replicar el mercado cotizado, pero muchas veces hay disparidades y se ven cosas no agradables, por decirlo finamente. No estoy diciendo que esto sea un sacadineros, pero lo que ocurre es que si yo soy la banca y veo donde está todo el mundo posicionado porque estoy viendo el libro de órdenes de todos mis usuarios, sé cuándo pueden saltar los stop-loss, cuándo no... es decir, puedo jugar incluso contra los usuarios", explica Ribera, que no duda en afirmar que esas plataformas pueden "manipular el mercado" a su antojo.

"Solo los productos cotizados en mercados regulados cuentan con las garantías que establece la normativa y solo ellos aseguran que los inversores pueden ejercer sus derechos y obtener toda la información necesaria", expone la CNMV.

Los falsos gurús de la bolsa

Otro 'boom' que se está viviendo es el de los cursos gratuitos para invertir que se ofertan en internet y que prometen métodos infalibles para ganar dinero, algo sobre lo que advierte el profesor de la EAE Business School: "Los cursos gratuitos son para engancharte, sobre todo para hacerse con tus datos para que luego te llamen empresas muy agresivas para que te abras una cuenta en cualquier broker de CDF". 

Y tampoco se cree a los falsos gurús que venden en internet sus propios métodos para vivir del trading, algunos con ganchos tan llamativos como que solo vas a trabajar dos horas al día operando desde tu casa. 

"Si hubiese un método infalible para ganar, no lo venderían. Usan titulares interesantes para captar tu atención, pero al final, los que se dedican a dar cursos es porque ya se les han acabado otras fuentes de ingresos, es así", concluye Ribera.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento