El juez Baltasar Garzón ha dejado la noche del viernes en libertad con comparecencias semanales al último detenido en la ´operación Gürtel´, al parecer, un empleado del presunto líder de la trama de corrupción, Francisco Correa, que fue arrestado este martes en Valencia y cuya identidad no ha trascendido.

Garzón dejó el jueves en libertad con comparecencias semanales a otro detenido en Valencia

Según han informado fuentes jurídicas, el magistrado, que también le ha impuesto la prohibición de salir de España, ha adoptado esta decisión a petición de las dos las dos fiscales Anticorrupción Miriam Sánchez y Concha Sabadell tras tomarle declaración durante tres horas como imputado por los delitos de blanqueo de capitales, defraudación fiscal, cohecho y tráfico de influencias.

Garzón dejó el jueves en libertad con comparecencias semanales a otro detenido en Valencia en la noche del lunes: Álvaro Pérez Alonso, ´El bigotes´, responsable de la empresa Orange Market, filial de Special Events, la empresa de la que era responsable Correa y con la que organizó actos para el PP hasta 2004.

Garzón rechaza al PP como acusación particular

El lunes también quedaron libres con comparecencias mensuales las tres primeras imputadas a las que el juez ha llamado a declarar, -Carmen Rodríguez Quijano (esposa de Correa), Luisa Jordán y Carmen Luis Cerezo-, con lo que sólo hay tres personas encarceladas en esta causa: el presunto líder de la trama y dos de sus máximos colaboradores, su primo Antoine Sánchez y Pablo Crespo.

Antes de que comenzara el interrogatorio a este último detenido, una de las imputadas en esta causa, Felisa Jordán, que el miércoles quedó en libertad con comparecencias mensuales, estuvo en el juzgado de Garzón acompañada de su abogado, aunque ninguno de los dos quiso explicar el motivo de su presencia en la Audiencia Nacional.

Entre tanto, la mañana del viernes,  el juez hacía público un auto en el que negaba al PP personarse en la causa como acusación particular con el argumento de que existen "serios" indicios contra aforados del PP en la trama investigada.

Garzón anunciaba así su próxima inhibición parcial en esta causa en favor del Tribunal Supremo o los Tribunales Superiores de Justicia que correspondan -ayer ya dijo en otro auto que Correa sobornó a cargos públicos de las Comunidades de Madrid y Valencia-. al carecer la Audiencia Nacional de competencia para investigar a aforados.

Horas después de hacerse público el auto, el PP daba a conocer que en las próximas horas recurrirá ante el juzgado de guardia de Plaza Castilla (Madrid) la decisión del juez de rechazar su personación en el llamado ´caso Gürtel´.