Cuatro investigadas tras intentar acceder a un antiguo convento desocupado en San Sebastián

Agentes de la Ertzaintza han sorprendido, en la madrugada de este lunes en San Sebastián, a cuatro mujeres tratando de acceder a un edificio, un antiguo convento en la actualidad desocupado, del barrio de Ulia, las cuales han quedado en calidad de investigadas por un presunto delito de usurpación de vivienda. Las cuatro investigadas han sido sancionadas también por incumplimiento de horario y por no portar mascarilla.

Según ha informado el departamento vasco de Seguridad, alrededor de la una de esta madrugada, la Ertzaintza ha sido alertada de la presencia de varias personas tratando de cortar los barrotes de una ventana de un antiguo convento religioso del barrio de Ulia, que en la actualidad se encuentra desocupado.

Una patrulla que realizaba labores de vigilancia por la zona se ha aproximado al lugar y ha comprobado que, al detectar su presencia, las sospechosas se introducían en un vehículo estacionado junto al inmueble.

Dentro del coche había cuatro mujeres, de 39, 32, 23 y 21 años de edad, a las que se ha identificado al mismo tiempo que los agentes han observado que en el vehículo portaban diversas herramientas utilizadas para el corte de estructuras metálicas y forzamiento de cerraduras, además de dos juegos de cerraduras nuevas.

FUERA DE HORARIO Y SIN MASCARILLA

Los ertzainas han confirmado que los barrotes de una ventana del edificio señalado presentaban signos de forzamiento, por lo que se ha informado a éstas de la incoación de diligencias penales contra ellas por un presunto delito de usurpación de vivienda, las cuales serán remitidas a la Autoridad Judicial.

Las cuatro investigadas han sido sancionadas también por incumplimiento de horario y por no portar mascarilla, según ha añadido el Departamento vasco de Seguridad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento