El frío invernal protagonizará el puente de la Constitución, con menos de 10 grados en casi toda España

  • Las temperaturas bajarán un par de grados el sábado prácticamente en toda España.
Nieve en Cuenca, frío, temporal
Nieve en Cuenca.
EUROPA PRESS - Archivo

El ambiente invernal reinará en la mayor parte de España durante el puente de la Constitución, que estará marcado sobre todo por el frío, con unas temperaturas por debajo de los 10 grados en amplias zonas.

La nieve se quedará en áreas montañosas y la lluvia afectará sobre todo a Galicia y el área cantábrica, en un puente en el que la borrasca profunda ‘Dora’ se irá el domingo, pero una nueva llevará lluvias intensas al noroeste de la península.

‘Dora’ comenzó a marcar el tiempo en la tarde de este jueves, con una racha huracanada de 133 km/h en Estaca de Bares (A Coruña) a las 20.00 horas y otra de 126 km/h en el cabo Machichaco (Vizcaya) en la madrugada de este viernes, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Además, el temporal marítimo se ha sentido especialmente en A Coruña, con una ola de 8,55 metros registrada a las 8.00 horas de este viernes en Villano-Villargas y otra de 7,97 metros en Estaca de Bares, según datos de Puertos del Estado recogidos por Servimedia.

Esta madrugada hubo heladas en muchas zonas, con el valor más bajo en Cap de Vaquèira (Lleida), que registró -8,8ºC. A primeras horas de este viernes ya nevaba por encima de 500 metros en el noroeste peninsular, lo que dificultaba la circulación en varias carreteras.

Viernes, rachas de viento muy fuerte

Este viernes por la tarde continuará el tiempo invernal provocado por la borrasca ‘Dora’. Una vez que su frente asociado atraviese la península, irá entrando una masa de aire muy frío de procedencia marítima polar, que causará un descenso acusado de las temperaturas, según ha apuntado Rubén del Campo, portavoz de la Aemet.

Habrá chubascos intensos ocasionalmente acompañados de tormenta en el tercio norte peninsular y áreas montañosas. La cota de nieve caerá a últimas horas a 400 metros en el noroeste, 500 metros en el centro y 600 metros en el sur peninsular, así como de 800 a 1.000 metros en Mallorca.

Por la tarde se esperan rachas de viento muy fuerte, de 90 a 100 km/h en el Cantábrico y de 80 km/h en el sur de Andalucía y el interior del sureste peninsular. Y continuará el “temporal marítimo importante” en el norte, según Del Campo, con aviso rojo (riesgo extremo para hacer actividades al aire libre) en A Coruña, donde las olas podrían llegar a los nueve metros.

Sábado, bajas temperaturas y heladas

El frente asociado a ‘Dora’ terminará de atravesar la península y Baleares este sábado, con lo que la masa de aire frío se quedará sobre buena parte de España. “Lo más destacable de ese día serán, sin duda, las bajas temperaturas. Las heladas se generalizarán en el interior peninsular, excepto en el suroeste, y serán fuertes en zonas de montaña”, apuntó Del Campo.

El ambiente frío también se sentirá de día, con temperaturas máximas que estarán por debajo de los 10 grados en toda la península salvo en el litoral mediterráneo y en zonas de Extremadura y Andalucía occidental. “Serán valores, en general, entre 5 y 10 grados por debajo de lo normal para la época del año”, ha precisado Del Campo.

Las precipitaciones seguirán en el área cantábrica, donde serán intensas, y las nevadas quedarán acotadas al tercio norte peninsular y lugares de montaña. La cota de nieve se situará a primeras horas entre 400 y 600 metros y subirá a lo largo del día a 600 u 800 metros.

El temporal marítimo continuará en el norte, con olas de hasta ocho metros en el Cantábrico e incluso más en A Coruña, también este sábado con aviso rojo. Los vientos soplarán con fuerza y se esperan rachas de 70 a 80 km/h en áreas de montaña y litorales. En Canarias se esperan lluvias y alisios.

Domingo, subida de las temperaturas

En cuanto al domingo, las precipitaciones se quedarán en las mismas zonas que el sábado, con chubascos localmente fuertes y tormentosos en el Cantábrico y Pirineos, y más débiles en el resto del tercio norte, lugares montañosos, el área del Estrecho, Melilla y Baleares.

Las temperaturas subirán un par de grados, lo que se notará en las cotas de nieve, que ascenderán a entre 1.000 y 1.200 metros. “Pese al ascenso, continuará el ambiente frío y desapacible, con heladas en el interior peninsular y vientos del oeste fuertes sobre todo en la mitad oriental”, ha añadido Del Campo.

Lunes, llegada de una nueva borrasca

Por otro lado, la próxima semana comenzará sin ‘Dora’, pero, según ha recalcado Del Campo, “una nueva y profunda borrasca atlántica se descolgará hasta situar su centro en el golfo de Vizcaya y volverá a inestabilizar el tiempo”.

Así, un activo sistema frontal asociado a esa nueva borrasca barrerá la península de noroeste a sureste dejando lluvias a su paso, que serán fuertes y persistentes en Galicia, el noroeste de Castilla y León y el área cantábrica, y menos intensas en el resto de la mitad occidental y el centro peninsular. El área mediterránea peninsular se librará de las precipitaciones, pero no Baleares, donde podría llover.

La nieve podría aparecer a partir de 900 a 1.200 metros y las temperaturas volverán a subir otros dos grados en el norte y de cuatro a cinco grados más en el sureste, debido a los vientos del noroeste, que llegan allí recalentados.

Las heladas se restringirán a zonas de montaña y páramos del centro peninsular, y continuarán los vientos intensos en buena parte de la península.

Martes, ligera bajada de las temperaturas

Esta situación se repetirá el martes, aunque las lluvias quedarán más acotadas a Galicia, el noroeste de Castilla y León y el Cantábrico, donde pueden ser de nuevo fuertes y persistentes. En el resto de la península serán más débiles y dispersas, salvo en áreas montañosas.

Seguirán los vientos del noroeste y del oeste, y los alisios en canarias, con lluvias en el norte de las islas más montañosas. Las temperaturas bajarán ligeramente en muchos lugares del país y seguirán siendo frescas para la época del año.

Desde el miércoles, nuevas borrascas

Aunque aún hay incertidumbre en el pronóstico del tiempo a partir del próximo miércoles, Del Campo ha comentado que podrían aparecer nuevas borrascas atlánticas con lluvias más intensas en Galicia, el noroeste de Castilla y León y las provincias cantábricas, y más débiles en Baleares, Melilla, el área del Estrecho y el norte de Canarias.

“No podemos descartar que a partir del miércoles haya lluvias en otras zonas de la península, principalmente en zonas de montaña, aunque parece poco probable que las lleguen a las regiones mediterráneas. Las temperaturas tenderán a subir, pero continuarán las heladas nocturnas al menos hasta el jueves y con temperatura, en general, frescas para la época del año”, ha concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento