Illa recuerda que los confinamientos por Navidad son obligatorios y Madrid los considera inaplicables

  • El vicepresidente Aguado tacha las medidas de "trampantojo" y duda que puedan tener una "aplicación real".
  • El cierre perimetral tendrá que ser aplicado, pero Madrid espera poder ampliar aforos para la víspera de Reyes.
El ministro de Sanidad, Salvador Illa
El ministro de Sanidad, Salvador Illa
JUAN MANUEL SERRANO ARCE/ EUROPA PRESS

El Gobierno central y la Comunidad de Madrid han vuelto a chocar este jueves a causa del acuerdo sobre las medidas para prevenir la expansión de la pandemia que se impondrán en Navidad alcanzado el miércoles en el Consejo Interterritorial de Sanidad y que contó con el voto en contra del consejero de Sanidad madrileño, Enrique Ruíz Escudero.

La Comunidad de Madrid consideró, tras la reunión, que “no se siente vinculada” por el documento, dado que no había sido aprobado por unanimidad -Cataluña tampoco votó a favor-, pero el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha remarcado este jueves que las facultades que otorga el estado de alarma al Consejo Interterritorial hace que sus acuerdos sean “de obligado cumplimiento".

"El mensaje que se lanza es muy claro y cada comunidad tiene su posicionamiento. Yo no voy a hacer de portavoz de ninguna de ellas, voy a hacer de portavoz del Ministerio de Sanidad y ayer hubo una posición muy mayoritaria, prácticamente unánime de que estas Navidades nos quedemos en casa", ha declarado Illa en rueda de prensa, en Santander, donde se ha reunido con el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla.

Para el consejero Escudero, sin embargo, el documento que planteó este miércoles el Ministerio a las comunidades autónomas se presentó "con muy poco trabajo técnico", sin argumentos científicos que avalen las propuestas y con unas conclusiones de difícil "aplicación real".

El Consejo Interterritorial de Sanidad acordó el miércoles que viajar entre comunidades estará prohibido en Navidad, salvo para visitar a “familiares y allegados”, para cenas o comidas que no podrán superar las diez personas y que tendrán el límite horario fijado a la 1.30 h en Nochebuena y Nochevieja.

No está claro, en cualquier caso, hasta qué extremo llevará la Comunidad de Madrid el hecho de no sentirse vinculada por el acuerdo, dado que Escudero no ha aclarado este jueves si el Gobierno regional presidido por Isabel Díaz Ayuso aplicaría o no el confinamiento perimetral.

"Habrá que ver exactamente en qué sentido y por qué vía el Ministerio de Sanidad utiliza las conclusiones que salieron de ese Consejo Interterritorial", ha declarado el consejero de Sanidad madrileño en una entrevista en Onda Cero en la que ha considerado que el confinamiento perimetral entraña “una dificultad para las propias fuerzas de orden público”.

Las dudas sobre el término "allegados"

El aspecto que despierta más dudas en el Gobierno madrileño es la vaga definición de “allegados”, un término que, según la RAE, se refiere a una persona "cercana a otra en parentesco, amistad, trato o confianza".

Escudero ha cuestionado el fundamento "científico-técnico” de las decisiones plasmadas en el acuerdo y ha asegurado que se trata de un documento "con poco trabajo técnico", al tiempo que acusó al Ministerio de Sanidad de actuar "por impulsos" y "manejando emociones".

Las dudas de Madrid sobre la aplicabilidad de las restricciones de movilidad navideñas no solo han sido expresadas por su consejero de Sanidad. El vicepresidente y portavoz del Gobierno regional, Ignacio Aguado, ha calificado las medidas como un “trampantojo que nace sin el consenso necesario”.

“Tal y como están redactadas, generan más incertidumbre y son absolutamente ineficaces”, ha expresado Aguado, a través de su cuenta de Twitter. “Hoy los “allegados” cotizan al alza en toda España”.

En cualquier caso, todo parece indicar que las quejas de Madrid tendrán escasas consecuencias y la región tendrá que aplicar las medidas aprobadas el miércoles, incluido el confinamiento perimetral.

La única modificación del acuerdo que, previsiblemente, podrá introducir Madrid será que el 5 de enero, víspera de Reyes, se permitan también comidas o cenas de hasta 10 personas, igual que el 24, 25 y 31 de diciembre y 1 y 6 de enero. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento