El Port Olímpic de Barcelona cierra capítulo: el Ayuntamiento desaloja los primeros locales de ocio nocturno

Operativo de la Guardia Urbana para desalojar seis locales de ocio nocturno del Port Olímpic de Barcelona, este jueves 3 de diciembre de 2020.
Operativo de la Guardia Urbana para desalojar seis locales de ocio nocturno del Port Olímpic de Barcelona, este jueves 3 de diciembre de 2020.
ACN

Barcelona cierra este jueves el primer capítulo de la vida del Port Olímpic. 30 años después de su construcción, la Guardia Urbana ha comenzado a desalojar los locales del muelle de Mestral, gracias a las órdenes judiciales para cerrar los establecimientos que el Ayuntamiento por fin ha conseguido. 

El plan del gobierno de Ada Colau es convertir el muelle en un espacio de paseo, familiar y abierto al mar, y dejar atrás los últimos años de una decadente zona que los barceloneses ya habían dado por perdida.

La concesión de los locales del muelle de Mestral acabó el pasado mes de abril, pero el consistorio les dio margen para que continuaran abiertos hasta junio, para compensar las pérdidas económicas de la Covid-19. Entonces entregaron voluntariamente las llaves solamente cuatro de los 30 locales, y los demás se opusieron a ello.

Este jueves, en un operativo de la Guardia Urbana donde han participado una veintena de agentes, el Ayuntamiento ha recuperado las llaves de seis locales más. El dispositivo se ha producido de forma "pacífica" y “sin incidentes”, según fuentes policiales. Todavía faltan por desalojar 20 establecimientos, de modo que el consistorio se mantiene a la espera de que lleguen las próximas órdenes judiciales.

Un operario abre una puerta de uno de los locales del Port Olímpic desalojados este jueves.
Un operario abre una puerta de uno de los locales del Port Olímpic desalojados este jueves.
ACN

Zona problemática

La mayoría de los locales del muelle de Mestral del Port Olímpic tenían licencia de ocio nocturno. El paseo era conocido por sus ‘pubs’, que ocupaban el paseo con carpas de sofás y cachimbas, y un ambiente cada vez más decadente que espantaba a los vecinos y atraía sucesos indeseables, como peleas, navajazos y agresiones sexuales. 

Uno de ellos fue el que se produjo en verano de 2019, cuando un hombre mató a puñaladas a una joven de 26 años e hirió al portero que intentó ayudarla cuando la víctima le avisó de que habían intentado robarle el móvil. El crimen fue grabado por las cámaras de seguridad del local y difundido en los medios de comunicación.

Nuevo espacio abierto al mar

¿Qué ocurrirá ahora con estos locales? Una vez el Ayuntamiento los tenga a todos en su posesión, los reformará para que se conviertan en un nuevo espacio de la llamada economía azul. Así, esperan que se instalen empresas vinculadas al mar y al deporte náutico,en un plazo de un año aproximadamente. El primer teniente de alcaldía, Jaume Collboni, ha apuntado en rueda de prensa que los nuevos negocios podrían generar hasta 200 puestos de trabajo.

Mientras los 'pubs' del Port Olímpic terminan de cerrar, el Ayuntamiento ya ha comenzado los trabajos para convertir el muelle en un espacio de paseo de 10.000 metros cuadrados. De momento se ha puesto en marcha la primera reforma provisional que las familias puedan acceder a la zona de cara a las fiestas navideñas.

Collboni ha asegurado que la actividad portuaria continuará funcionando, como mínimo parcialmente, mientras duren las obras. También ha recordado que los restaurantes de la zona continuarán abiertos durante todo el proceso de transformación. 

De este modo Barcelona comienza a poner pone punto y final a esta oscura etapa del Port Olímpic, que fue construido -como su nombre indica- con motivo de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, y que ya había perdido el espíritu deportivo y familiar con el que había sido concebido.

Imagen del Port Olímpic y sus antiguos locales de ocio nocturno.
Imagen del Port Olímpic y sus antiguos locales de ocio nocturno.
ACN
Mostrar comentarios

Códigos Descuento