En conferencia de prensa en el Congreso, Rubalcaba dijo que ha leído y escuchado algunas opiniones sobre esa operación "bien peculiares", entre ellas las que las vinculan con supuestas presiones del tripartito catalán como había hecho minutos antes el portavoz del grupo popular, Eduardo Zaplana.

En caso de que eso fuera cierto, Rubalcaba dijo que el proceso se habría iniciado imponiendo el líder de ERC, Josep Lluis Carod-Rovira, al tripartito que éste, a su vez, exigiera al jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que hubiera una
OPA de Gas Natural sobre Endesa.

Añadió que Zapatero tendría que haber convencido a sus ministros Pedro Solbes y José Montilla, así como al Tribunal de la Competencia y a la Comisión Nacional del Sector Eléctrico, para, más tarde, dirigirse "imperiosamente" a Gas Natural, a Repsol, a La Caixa y a Iberdrola, "que son -dijo irónicamente- compañías pequeñas que no cotizan en bolsa y con gente a la que uno puede imponer sus criterios".

Los señores del PP que han diseñado esto, han pasado todo el verano leyendo 'El Código da Vinci'

"En resumen -concluyó-, los señores del PP que han diseñado esto, han pasado todo el verano leyendo 'El Código Da Vinci'". Rubalcaba explicó que, en las decisiones empresariales, las reglas del juego dicen que hay una responsabilidad de los gestores ante los accionistas y ante los mercados, mientras que a los gobiernos les corresponde que se cumplan las leyes.

Y eso es lo que dijo que el Gobierno ha garantizado, que va a comprobar que se cumplan las leyes para que los consumidores no se vean perjudicados. Además, Rubalcaba recordó que cuando el BBVA lanzó una OPA sobre la Banca Nazionale del Lavoro, en Italia, desde sectores de la política de este país se pusieron trabas por el hecho de tratarse de una entidad española.

"Que quien puso el grito en el cielo por ello se queje ahora por una operación española, y que quien reclama la unidad de mercado en España distinga entre sedes sociales, me parece muy chocante", añadió.

NOTICIAS RELACIONADAS