El declive de Rafael Amargo: un secreto a voces que nadie frenó

Fotografía de archivo de 2014 del bailaor Rafael Amargo actuando en San Sebastián.
Fotografía de archivo de 2014 del bailaor Rafael Amargo actuando en San Sebastián.
EFE
Fotografía de archivo de 2014 del bailaor Rafael Amargo actuando en San Sebastián.
EFE

La vida de Rafael Amargo ha sufrido un cambio inesperado tras su detención por su posible vinculación con un grupo criminal. Una situación que ha sorprendido a su entorno más próximo, pero que ayuda a confirmar una personalidad voluble salpicada por las polémicas y las declaraciones incendiarias.

Temperamental, déspota en unas ocasiones y extremadamente cariñoso en otras, Rafa no es de pasar por la vida de puntillas. Con grandes conflictos con sus compañeros y deudas con varias administraciones, se ha enrolado en viajes peligrosos que, además, le han llevado a una ruina económica que acabó con créditos imposibles con prestamistas que en las últimas semanas lo habían asfixiado.

Arropado siempre por un entorno no demasiado recomendable, en los últimos días había estado telefoneando a amigos y conocidos para que le pudieran ayudar a financiar sus obligaciones económicas, entre las que se encuentra el pago a los empleados de su última obra, Yerma, que precisamente iba a estrenar este jueves en el Teatro La Latina de Madrid. Perdió también inmuebles, que consiguió ganar durante su época más brillante, en la que pudo haber ganado más de dos millones de euros.

La que ya avisaba de que algo podía suceder era Yolanda, la madre de sus dos hijos y con la que contrajo matrimonio en 2003. Seis años e incontables infidelidades sirvieron para que el matrimonio llegara a su fin. Yolanda, que en los últimos años ha trabajado como dependienta en una zapatería, se ha mantenido al margen respetando el vínculo afectivo que les une y olvidando los pasajes más oscuros de su relación.

Porque los hubo. Los mismos que sí denunció su segunda mujer, que estuvo a punto de plantarle en el altar cansada de un comportamiento extraño, en ocasiones agresivo, que evidenciaba que algo ocurría. Fue denunciado hasta en dos ocasiones por bailarinas de su compañía y fue condenado por lesiones e injurias.

Su fuerte carácter, en ocasiones excesivo, era la comidilla en un mundo del espectáculo, que si bien le premió en 2018 con la medalla de oro de las Bellas Artes, le dio también muchas negativas por sus malas formas. En 2016 llegó a ser despedido de la obra Un chico de revista después de que se presentara a diversos ensayos con un comportamiento poco adecuado.

Defensor del amor libre, ha alternado múltiples relaciones y era fácil verle enamorándose de hombres de dudosa reputación, por los que se sentía totalmente atraído y de los que, eso sí, se alejó durante su estancia en un centro de rehabilitación del que decidió salir antes de terminar su tratamiento.

Polémico y visceral, Rafa nuca ha escondido sus (incomprensibles) opiniones sobre temas como la homosexualidad o la transexualidad y se ha declarado enemigo público de los programas de televisión que, según él, le han vetado. A este respecto, su último desencuentro ocurrió hace unos meses, cuando se hizo público que era uno de los candidatos a concursar en Gran Hermano y se le descubrió un problema de salud. Él mismo refirió una discriminación que hizo arder las redes sociales y de la que él prefirió no dar más explicaciones.

Con un arte incuestionable sobre la tablas, en los últimos tiempos Rafael Amargo había recibido varias ofertas para hacer pinturas y pretendía cambiar de rumbo. Quizás lo ocurrido le sirva para empezar una nueva vida.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento