El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, ha acusado este miércoles al PP de "lanzar cortinas de humo" y de "disparar contra el Estado de Derecho para tapar" sus problemas internos, en referencia a la supuesta trama de corrupción ligada a cargos de este partido.

Rajoy no puede intentar tapar sus carencias y lanzar cortinas de humo

En una rueda de prensa, el titular de Justicia ha comentado así la decisión del PP, anunciada por su presidente Mariano Rajoy, de romper "cualquier interlocución" con Bermejo y de pedir la recusación del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón tras conocerse que ambos coincidieron en una cacería el pasado fin de semana.

El PP también ha anunciado que abandona el pacto por la Justicia suscrito con el Gobierno mientras Bermejo siga al frente de su cartera.

"Rajoy no puede intentar tapar sus carencias y lanzar cortinas de humo a costa de las instituciones", ha señalado Bermejo, que ha apelado a la responsabilidad del PP para que "arreglen sus problemas sin hacer daño al Estado de Derecho".

A preguntas de los informadores, el ministro ha confirmado que el pasado fin de semana coincidió en una cacería en la provincia de Jaén con el juez Garzón. No obstante, Bermejo ha explicado que apenas habló con él y que "en absoluto" comentaron o trataron la investigación que el magistrado sigue contra una supuesta trama de corrupción ligada a cargos del PP.

"Verdades a medias"

En este sentido, el empresario Bartolomé Molina, a su vez secretario general del Partido Popular en Torres (Jaén), ha admitido que fue él quien organizó la susodicha cacería y quien invitó a Bermejo, según informa la Cadena Ser.

Según Molina, Garzón fue invitado a última hora al saber que estaba pasando el fin de semana en el pueblo, del que el juez es natural. Molina, asimismo, acusa a Rajoy y a su partido de "decir medias verdades". A la cacería asistieron más de 30 personas, muchos de ellos vecinos del pueblo.