Los concejales críticos con Jácome demandan la nulidad de la asamblea en la que fueron expulsados del grupo de DO

Los ediles en el Ayuntamiento de Ourense María del Mar Fernández Dibuja, Maite Rodríguez y Miguel Caride han solicitado este miércoles ante el juzgado de Primaria Instancia de Ourense la nulidad de la asamblea en la que fueron expulsados del grupo municipal de Democracia Ourensana tras la denuncia efectuada contra el alcalde, Gonzalo Pérez Jácome, por la gestión de los recursos económicos del partido.
Miguel Caride en rueda de prensa.
Miguel Caride en rueda de prensa.
EUROPA PRESS - Archivo

Este miércoles, el Juzgado de Primera Instancia de Ourense ha acogido la vista judicial por la denuncia presentada por los concejales críticos de Democracia Ourensana, que solicitan medidas cauterales contra su expulsión del gobierno municipal.

A finales del mes de octubre, el líder de Democracia Ourensana y regidor de la ciudad, Gonzalo Pérez Jácome, anunciaba que estos cuatro críticos con la formación pasaban a ser "declarados tránsfugas" y ya "no formaban parte de su grupo".

De este modo, los ediles se quedaron sin asignaciones económicas ni turnos de palabra en los plenos. Todo ello, según argumentó Pérez Jácome, debido a la "alta traición" cometida contra él por haberlo denunciado.

Los críticos de Democracia Ourensana ya habían señalado que procederían a impugnar por la vía contenciosa administrativa esta situación y que solicitarían la nulidad del acuerdo adoptado mediante una asamblea que entendían como "ilegal".

Esa petición se ha formalizado este miércoles ante el juzgado, donde, en la primera vista, Miguel Caride ha ejercido como abogado de los demandantes, que solicitan la suspensión de los acuerdos "mientras no se dicte sentencia".

Así, mantienen que se trata de un pleito que "entre primera instancia y posibles recursos puede durar año y medio o incluso dos", por lo que, aunque se desestime esa demanda, "habría perdido toda la efectividad práctica porque se agotaría el mandato".

Así pues, Caride ha expresado que, en el caso de que el juzgado acceda a su demanda y aplique una medida cautelar, se anularían los acuerdos por los que fueron expulsados y, de este modo, los ediles voverían a formar parte del grupo municipal "con todas las consecuencias, dejando de ser no adscritos".

"ASESOR DE TRÁNSFUGAS"

Por otra parte, el líder de Democracia Ourensana, Gonzalo Pérez Jácome, ha solicitado al presidente de la Diputación, Manuel Baltar, que explique el motivo por el que "un asesor de la diputación trabaja la vez cómo asesor de los no adscritos en el ayuntamiento de Ourense".

El regidor ha señalado que esta persona "fue designada por Caride cuando aún era portavoz de Democracia Ourensana y cuando este dejó la portavocía se mantuvo porque aún era vicepresidente de la diputación".

No obstante, al haber sido cesado como vicepresidente de la Diputación, Democracia Ourensana considera que él también debería haber cesado como asesor. Así, mediante un comunicado, acusan a esta persona de ser "asesor de los tránsfugas" y a la diputación provincial "de darles servicio, significando una conexión entre ambas partes".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento