Arropado, mostrando la unión de un partido que se siente "indefenso". Así ha comparecido ante la prensa, poco antes de la 13.30 horas de este miércoles, el líder del PP, Mariano Rajoy, que ha querido ofrecer una reacción contundente de su partido respecto a la trama de corrupción que se ha vinculado al PP para conseguir contratos públicos o recalificaciones urbanísticas.

Esta es una trama contra el Partido Popular

Su intervención duró apenas diez minutos y se cerró con unos tímidos aplausos de todo su equipo. Tampoco se admitieron preguntas de los periodistas asistentes al acto celebrado tras la reunión urgente del Comité Ejecutivo, en la sede del PP de Génova, para tratar la investigación que ha emprendido el juez Baltasar Garzón y que ha salpicado al grupo popular

Aquí lo que contaba era la defensa férrea que ha querido mostrar Rajoy de la "honorabilidad" de su partido asegurando que nadie del PP "ha tenido nada que ver con la trama de corrupción" y que si se descubre que alguien ha actuado por su cuenta, "se actuaría con toda contundencia". "Esta es una trama contra el Partido Popular", comentó.

Este partido no ha recibido ni un sólo euro de las personas implicadas en la trama

El líder del PP anunció, además, que su partido "rompe cualquier interlocución" con el Ministerio de Justicia mientras Mariano Fernández Bermejo "sea su titular" y ha pedido la recusación del juez Baltasar Garzón para que abandone la investigación.  Rajoy justificó su postura denunciando que ambos "se fueron de caza juntos el pasado fin de semana y eso resulta un acto obsceno que liquida la calidad de la democracia".

También se exigirá el levantamiento del secreto de sumario del 'caso Gürtel' ya que "no se puede establecer una causa general contra un partido que tiene un gran desconocimiento de lo que se le acusa". Y ha solicitado la comparecencia en el Congreso de Bermejo y del fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, porque "nunca se había hecho un uso tan partidista de la Fiscalía".

Campaña contra el PP

"Algunos han querido convertir este sumario en una causa general contra el Partido Popular, y todo se produce cuando España vive una gran crisis económica que castiga con enorme dureza a las familias y a las empresas. Esto último debe ser la principal prioridad", comentó posteriormente.

"Todas las contrataciones de esta casa se han hecho desde la más estricta legalidad y este partido no ha recibido ni un sólo euro de las personas implicadas en la trama", continuó Rajoy que apuntó que el PP no tiene más información del sumario de Garzón más que por lo que ve en los medios de comunicación.