Más investigación y políticas de retorno: propuestas frente a la fuga de talento, "moderada y contenida" en Galicia

El Foro Económico de Galicia ha presentado este miércoles en la sede social de Abanca, en Santiago de Compostela, el estudio 'Fuga de talento en Galicia, ¿mito o realidad?' sobre la salida de jóvenes gallegos de nuestro país, que consideran "contenida": "moderada, tirando a negativa respecto al resto de España y positiva respecto al extranjero".

El director del Foro Económico de Galicia, Santiago Lago, que ha presentado el acto, ha subrayado la importancia de este tipo de estudios para poner en práctica políticas públicas que fomenten la retención y la atracción de talento a nuestra comunidad.

Con todo, algunos de los responsables del estudio, presentes en el acto, como Alberto Vaquero García, profesor de la Universidad de Vigo y Sara Fernández López, profesora de la Universidad de Santiago de Compostela, han avanzado que, debido a la falta de registros sobre quiénes y cómo son aquellos que llegan a Galicia para trabajar -en qué sectores lo hacen, qué formación tienen-, es "complicado" ofrecer una respuesta "clara" a si existe un problema real con la fuga de talento gallego.

El estudio, tal y como ha explicado Vaquero García, ha puesto el foco en la movilidad forzada, especialmente la de los jóvenes de entre 20 y 34 con estudios superiores, los más afectados según los datos recogidos por Eurostat (2018).

FUGA DE TALENTO "MODERADA"

El análisis del Foro Económico, a partir de los datos aportados por el Instituto de Estadística (INE) mediante la 'Estadística de Variaciones Residenciales', ha concluido que Galicia presentó, entre 2011 y 2019 (a excepción de 2013) un "saldo migratorio neto positivo" -las entradas superaron a las salidas-.

Los autores dividen este flujo en dos vertientes: una respecto al extranjero, donde el saldo gallego es positivo, y otra respecto al resto de España, donde las salidas superan a las entradas. El informe 'Mobilidad del Mercado de Trabajo', de la Agencia Tributaria señala que, entre 2016 y 2018, los trabajadores que abandonaron Galicia se dirigieron, en su mayoría, a Madrid y Cataluña.

Otra de los temas analizados ha girado en torno a la formación universitaria. El Foro recoge los datos del estudio del expresidente Fernando González Laxe de 2013, en el que se muestra que, entre 2003 y 2010, el 47% de personas que abandonaron Galicia tenían menos de 29 años, y el 12% tenía estudios superiores.

Con todo, los autores del estudio sobre la fuga de talento se han mostrado "relativamente positivos" ya que, como recoge otro estudio más reciente, de este mismo año, en Galicia la pérdida de talento es moderada. "De todas las comunidades, somos la 5ª que menos pierde", ha afirmado Vaquero García.

CÓMO RETENER Y ATRAER EL TALENTO

Los motivos que habitualmente llevan a estos jóvenes a emigrar, según los datos del Centre for European Policy Studies (CEPS) publicados en 2018 y que recoge el estudio del Foro Económico, son las diferencias salariales, las mejores opciones de empleo -hard factors- y la calidad de vida, servicios públicos y prestaciones sociales -soft factors-.

En base a esta información, los autores del estudio sobre la fuga de talento han establecido un "modelo de recomendaciones de 4 hélices", como ha indicado Sara Fernández López. "Es necesario que exista una colaboración entre administraciones públicas, sectores privados, el sistema universitario y la propia sociedad civil, incluidos los medios de comunicación", ha destacado la profesora de la USC.

Así, como primera medida, ha subrayado la importancia de la creación de registros, por breves periodos de tiempo, de movimientos de personas (capital humano). "Esa información es la que falta ahora y es necesaria para implementar políticas públicas que permitan crear un entorno en el que el talento se quiera quedar", ha manifestado Sara Fernández.

Además, el estudio ha recomendado una mayor investigación en I+D+i, tanto por parte de la administración pública como de sectores privados, la mejora de las infraestructuras tecnológicas (especialmente el acceso a la banda ancha) y una mayor cooperación entre las universidades y el sector privado que permita adaptar los planes de estudios al mercado laboral actual.

Por último, han señalado la necesidad de "políticas públicas de retorno" que se complementen con las recomendaciones anteriores. "Lo ideal sería que, con estas recomendaciones, en diez o veinte años, las políticas de retorno no fuesen necesarias porque el talento ya escogería, de por sí, quedarse en Galicia", ha concluido Sara Fernández.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento