Cómo evitar que el frío entre por las ventanas o por debajo de la puerta de entrada

En las juntas de la ventana se puede aplicar espumas de poliuretano.
En las juntas de la ventana se puede aplicar espumas de poliuretano.
Archivo

Cuando llegan los meses de mayor frío, lo más habitual es contar en el hogar con algún sistema de calefacción que permita conseguir una temperatura agradable en el interior. 

Sin embargo, estos sistemas de calefacción, además de suponer un gasto añadido, pueden no resultar del todo eficaces si el aislamiento de la casa no es el adecuado, ya que el calor puede verse afectado por el frío que entra por las juntas de las ventanas o las puertas de entrada del hogar.

Por ello, es recomendable seguir una serie de recomendaciones y apuntar algunas ideas que pueden ayudar a que el frío entre en casa por las ventanas y puertas, ayudando a ahorrar en calefacción y consiguiendo una agradable temperatura en los meses de invierno. 

¿Cómo evitar que el frío entre en casa?

En primer lugar, una idea que está disponible tanto para puertas como para ventanas son los conocidos burletes, un elemento barato y de fácil instalación que se coloca en las juntas de las ventanas o en las puertas para evitar la entrada del frío. 

Además de las juntas, es imprescindible tener en cuenta el cristal de la ventana, ya que si se trata de un cristal simple puede entrar el frío de forma más fácil. Lo mejor es optar por un cristal doble o, también, recurrir a una doble ventana que ayude a aislar la casa del frío exterior. 

Quien no quiera o no tenga acceso a la compra de los burletes para la puerta, se puede conseguir el mismo efecto colocando una toalla o manta vieja por la ranura inferior, haciéndole unos dobleces si la ranura es más grande, de forma que haga tope y no quede ningún hueco por el que pueda entrar la fría corriente. 

Del mismo modo, para las ventanas se pueden utilizar cortinas más gruesas o, incluso, térmicas. Estas también son fáciles de adquirir y colocar y pueden ayudar a eliminar gran parte del frío que entra por las ventanas. 

Las persianas de las ventanas también son un elemento que puede evitar la entrada del frío. Tener una persiana en buenas condiciones o cambiarla por una nueva que, además, incluya material aislante, es una muy buena opción para ahorrar en calefacción. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento