Todo sobre el primer paciente de Covid reinfectado en España: el cuadro fue más grave y contagió a su entorno cercano

Cuatro meses después de haber estado infectada de Covid-19, una mujer española volvió a contagiarse con otra variante del virus que le afectó de forma más severa y que, además, transmitió a su entorno. El caso, que ha sido analizado por un grupo de investigadores españoles, supone un nuevo hallazgo al determinar, por primera vez, que un paciente reinfectado puede contagiar el virus a su entrono cercano. La posible reinfección de coronavirus es todavía un enigma para la comunidad científica, que lleva investigando los pocos casos que han surgido desde el principio de la pandemia. En total, solo se han comunicado en el mundo 27 casos de reinfección, cuyos estudios se han centrado únicamente en la descripción de los casos. Una publicación científica del Servicio de Microbiología y Enfermedades Infecciosas del Hospital Gregorio Marañón arroja un poco más de luz sobre el tema al describir el escenario epidemiológico completo que rodea a una reinfección. Concretamente, los investigadores, liderados por Darío García de Viedma, explican la evolución de una mujer -sin especiales factores de riesgo para esta reinfección- que tuvo su primer episodio a principios de abril y que, en septiembre, presentó un segundo episodio, de mayor gravedad, por el que tuvo que ser hospitalizada.
Cuatro meses después de haber estado infectada de Covid-19, una mujer española volvió a contagiarse con otra variante del virus que le afectó de forma más severa y que, además, transmitió a su entorno. El caso, que ha sido analizado por un grupo de investigadores españoles, supone un nuevo hallazgo al determinar, por primera vez, que un paciente reinfectado puede contagiar el virus a su entrono cercano.La posible reinfección de coronavirus es todavía un enigma para la comunidad científica, que lleva investigando los pocos casos que han surgido desde el principio de la pandemia. En total, solo se han comunicado en el mundo 27 casos de reinfección, cuyos estudios se han centrado únicamente en la descripción de los casos. Una publicación científica del Servicio de Microbiología y Enfermedades Infecciosas del Hospital Gregorio Marañón arroja un poco más de luz sobre el tema al describir el escenario epidemiológico completo que rodea a una reinfección. Concretamente, los investigadores, liderados por Darío García de Viedma, explican la evolución de una mujer -sin especiales factores de riesgo para esta reinfección- que tuvo su primer episodio a principios de abril y que, en septiembre, presentó un segundo episodio, de mayor gravedad, por el que tuvo que ser hospitalizada.
Cuatro meses después de haber estado infectada de Covid-19, una mujer española volvió a contagiarse con otra variante del virus que le afectó de forma más severa y que, además, transmitió a su entorno. 
HGM

Cuatro meses después de haber estado infectada de Covid-19, una mujer española volvió a contagiarse con otra variante del virus que le afectó de forma más severa y que, además, transmitió a su entorno. El caso, que ha sido analizado por un grupo de investigadores españoles, supone un nuevo hallazgo al determinar, por primera vez, que un paciente reinfectado puede contagiar el virus a su entorno cercano.

La posible reinfección de coronavirus es todavía un enigma para la comunidad científica, que lleva investigando los pocos casos que han surgido desde el principio de la pandemia. En total, solo se han comunicado en el mundo 27 casos de reinfección, cuyos estudios se han centrado únicamente en la descripción de los casos.

Una publicación científica del Servicio de Microbiología y Enfermedades Infecciosas del Hospital Gregorio Marañón arroja un poco más de luz sobre el tema al describir el escenario epidemiológico completo que rodea a una reinfección. Concretamente, los investigadores, liderados por Darío García de Viedma, explican la evolución de una mujer -sin especiales factores de riesgo para esta reinfección- que tuvo su primer episodio a principios de abril y que, en septiembre, presentó un segundo episodio, de mayor gravedad, por el que tuvo que ser hospitalizada.

Además de la secuenciación de genoma completo del virus, para el estudio, publicado en Research Square, se llevaron a cabo entrevistas "exhaustivas" al entorno cercano de la paciente y a través de las cuales pudieron ordenar la cadena de transmisión -los caso que precedían a su infección- alrededor de la mujer reinfectada. "Pudimos ver cómo la misma cepa estaba circulando en el entorno de la paciente y diferentes personas habían transmitido la cepa entre ellos", afirma García de Viedma, añadiendo que también fueron capaces de demostrar "el momento en el que ocurrió la exposición que causó su reinfección".

Hasta el momento no se tenía constancia de que un paciente reinfectado tenía capacidad de transmitir el virus

"Es importante señalar que hasta el momento no se tenía constancia de que un paciente reinfectado tenía capacidad de transmitir el virus, de hecho, así lo señalaba recientemente un documento del ECDC europeo", señalan los investigadores en un comunicado. Es decir, gracias al estudio, se ha podido demostrar por primera vez que la paciente, una vez reinfectada, ha transmitido una segunda variante de la cepa a su entorno cercano, "casos que no habían tenido un episodio de Covid previo y que, por tanto, se habían infectado como resultado de la exposición a la mujer", explican.

Nuevas formas de demostrar una reinfección

Para demostrar una reinfección, apuntan los investigadores, no vale solo con identificar a un paciente que haya tenido dos episodios clínicos compatibles con la Covid separados en el tiempo; sino que debe demostrarse "microbiológicamente" que la cepa de SARS-CoV-2 que causó esa reinfección es distinta a la de la primera vez.

La forma habitual de hacerlo es comparar las secuencias genómicas de ambas cepas, pero para este estudio decidieron innovar y probar con otra vía alternativa. Esta nueva forma de demostrarlo, según explica el Dr. García de Viedma, consiste en documentar la reinfección, "determinando las cepas circulantes en la población en el momento de cada episodio y demostrando que la cepa causante de la reinfección no existía en el momento del primer episodio".

La cepa que ha causado la reinfección estaba totalmente ausente en abril, cuando la paciente tuvo el primer episodio

Eso sí, para que esta vía sea posible es necesario un gran archivo de cepas, con las que el Hospital Gregorio Marañón cuenta. Concretamente, tienen alrededor de 1.000 cepas del SARS-CoV-2 ya secuenciadas (para conocer con más precisión cómo circula el virus) y que representan todo el desarrollo de la pandemia en la población de Madrid. Gracias a esta caracterización, pueden saber qué variantes están circulando en todo momento en la población de Madrid a lo largo de todos estos meses, lo que les ha permitido demostrar que "la cepa que ha causado el segundo (episodio de infección) estaba totalmente ausente en abril, cuando la paciente tuvo el primer episodio", explica Darío García.

"Este modo innovador de documentar reinfecciones permite determinar estos eventos incluso en circunstancias donde no se haya tenido la posibilidad de archivar las muestras clínicas de los primeros episodios de estos pacientes o que los especímenes hayan sufrido algún deterioro", destacan en el comunicado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento