El traficante de drogas que perdió 53,6 millones de euros en bitcoins por no conocer las claves de sus cuentas

Clifton Collins ha perdido los códigos de acceso a sus cuentas virtuales con bitcoins.
Clifton Collins ha perdido los códigos de acceso a sus cuentas virtuales con bitcoins.
Pixabay

Sucedió el pasado mes de febrero, pero es digno de contarse a pesar del tiempo que ha transcurrido. La historia de Clifton Collins, un traficante de drogas irlandés de 49 años, es de las que dan para un libro. O, al menos, para una miniserie.

Fue The Irish Times quien hizo público este rocambolesco y tragicómico relato. Entre finales de 2011 y principios de 2012, Collins se hizo con la mayor parte de sus bitcoins. Los pagaba con el dinero en efectivo que obtenía tras el cultivo y la venta de cannabis.

A principios de 2012, el bitcoin cotizaba a 5,5 dólares. En enero de 2017 estaba en 965,5 y, a finales de ese mismo año, alcanzó su máximo histórico –19.870,6 dólares–. Techo que está siendo superado estos días. Ante semejante crecimiento, Collins se dio cuenta del valor que tenían esos 6.000 bitcoins que había ido acumulando.

Robaron en su casa y perdió las claves de acceso a sus bitcoins

Por ello, decidió tomar medidas: los dividió en 12 cuentas nuevas y transfirió 500 bitcoins a cada una de ellas. En aquel momento, suponía guardar alrededor de 4,5 millones de euros en cada monedero virtual.

Imprimió los códigos para acceder a estas cuentas y pegó el papel en la tapa de una caja de aluminio en la que guardaba la caña de pescar. La cual estaba en una casa alquilada por Collins –siempre según The Irish Times– en Co Galway.

Poco tiempo después de repartir sus bitcoins, el traficante fue detenido por posesión de cannabis y paso cinco años entre rejas. En ese periodo, hubo un robo en su casa alquilada y se llevaron muchas de las cosas que allí había. El resto las tiró el propietario tras recibir la anuencia de las autoridades. Por supuesto, esa caja que guardaba el código de acceso a la fortuna de Collins también acabó en la basura.

53,6 millones de euros en una cuenta que nadie puede abrir

Por lo tanto, ahora la Oficina de Activos Criminales –Criminal Assets Bureau– tiene 12 cuentas con 53,6 millones de euros en bitcoins. Una fortuna, explican, que ha pasado a pertenecer al Estado.

Pero da igual, porque no pueden abrir las cuentas. A tenor de lo publicado en el medio irlandés, desde la CAB confían en que los avances tecnológicos les permitan encontrar una solución y poder acceder a los bitcoins que con tanto mimo trató de esconder Clifton Collins.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento