Por qué no deberías coger así la mascarilla quirúrgica

Entra en vigor el precio de las mascarillas quirúrgicas a 62 céntimos
Mascarilla quirúrgica 
Europa Press

Las mascarillas se han convertido en un producto fundamental en todos los hogares, ya que se ha implantado su uso obligatorio en todos los espacios públicos como medida esencial para frenar los contagios por coronavirus. 

Aunque durante esta segunda ola de la pandemia la mayoría de las personas ya se han acostumbrado a llevar la mascarilla, es muy común ver a algunas personas poniéndosela de forma incorrecta, utilizándola más tiempo del recomendado o poniéndosela por debajo de la nariz. 

¿Cómo hay que manipular la mascarilla?

Uno de los errores más comunes a la hora de usar la mascarilla sigue siendo la incorrecta manipulación al ponérsela y quitársela. Antes de ponérsela, hay que lavarse las manos correctamente y nunca tocar la parte delantera, sino que hay que agarrarla por las gomas.

La parte delantera de la mascarilla es la que protege de los posibles patógenos, por lo que es importante que no se toque con las manos sucias, ni al ponerla ni al quitarla ni mientras se lleva puesta. 

Para quitársela, hay que agarrar la mascarilla únicamente por las gomas, sin tocar ninguna otra parte del producto. Esto es debido a que, si no se hace un uso higiénico de la mascarilla, pierde completamente su eficacia. Igual de importante es usarla, que usarla correctamente. 

Después, hay que desecharla o, en caso de que sea reutilizable, habrá que lavarla. Si se quiere guardar, habrá que hacerlo en una bolsa bien sellada, ya que si se guarda en un bolso, bolsillo o se apoya sobre diferentes superficies, la mascarilla podría contaminarse. 

Por último, a la hora de comprarlas hay que fijarse en el etiquetado, donde se indica si cumplen o no con la normativa, además de figurar si son o no reutilizables y el número de horas a partir de las cuales es recomendable cambiar la mascarilla por otra nueva. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento