La Policía Local de Murcia busca a los autores de pintadas xenófobas en Beniaján

  • Las pintadas critican a los inmigrantes de Beniaján.
  • El alcalde pedáneo dice que son "gamberradas".
  • Sólo se borran los grafitis hechos en edificios públicos.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MURCIA
Una pintada xenófoba contra los ecuatorianos
Una pintada xenófoba contra los ecuatorianos
Archivo

¿Gamberrada o ataque xenófobo? La pedanía murciana de Beniaján lleva un año decorada por una veintena de pintadas xenófobas en las fachadas de locales, viviendas particulares y edificios públicos. "Sudacas=simios"; "Inmigrantes al veterinario" o "Sudamérica=a continente de monos ¡Arriba España!" son algunos de los grafitis xenófobos que se pueden leer en fachadas de bancos o peluquerías.

Las pintadas están repartidas por un gran número de calles de la pedanía. Algunas, cerca de los colegios y de un centro comercial. Incluso, suelen aparecer en el centro de salud y en el centro social. "Ingeniería Urbana sólo puede limpiar las relativas a edificios públicos, pero no las que ponen en los privados", explicó ayer el alcalde pedáneo, Francisco Hernández (PP).

La Policía Local lleva un año intentando detener a los autores de las pintadas xenófobas en la pedanía de Beniaján sin lograrlo. "No puede tratarse de vecinos. Es una gamberrada de adolescentes porque aquí hay una perfecta integración", asegura el pedáneo.

Además, "las pintadas son realizadas por los mismos porque coincide el estilo y el tipo de letra que utilizan", según fuentes del muricipales.

Desde la Asociación de Vecinos de Beniaján están indignados con los grafitis racistas que lucen los comercios y calles del pueblo. "Nos hacen daño a la vista y puede dar a entender que somos una pedanía racista".

Los vecinos que quieran que quiten las pintadas de sus fachadas tendrán que pagarla con su dinero. El Ayuntamiento sólo las borra de edificios públicos.

"Se veía venir con la crisis"

Desde la comunidad latina de la pedanía se guarda silencio ante las pintadas. «Son muy desagradables», explica Mercy Viñas, delegada en Murcia de la Asociación Rumiñahui, que aglutina a ecuatorianos. Ella conoció ayer por 20 minutos la situación de Beniaján.

"Puede ser un brote de racismo que se veía venir con la crisis económica porque antes la situación era otra al haber trabajo», dice. El portavoz de SOS Racismo en Murcia, Javier Ramírez, lamenta las pintadas y las achaca al "discurso político que invita a los inmigrantes a marcharse".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento