La pregunta de la pequeña Charlotte que sigue haciendo llorar a Kate Middleton

Los duques de Cambridge y su hija, la princesa Charlotte, en 2017.
Los duques de Cambridge y su hija, la princesa Charlotte, en 2017.
GTRES

Kate Middleton será reina consorte algún día y por ello sabe que la clave está en ganarse el afecto de los británicos. Eso significa, por supuesto, mostrarse cercana en cada acto y en cada palabra. Y aunque este año, por culpa de la pandemia del coronavirus, lo haya tenido que hacer de forma más telemática, ello no ha sido cortapisa para que se haya involucrado de lleno.

De hecho, ha habido un proyecto que le ha tocado especialmente la fibra y ese ha sido el llamado 5 big questions, que comenzó con el lanzamiento a principios de año y en el que han intervenido alrededor de medio millón de sus compatriotas. La idea es hacer un estudio sobre cómo perciben el mundo los más pequeños.

La duquesa de Cambridge no solo ha dedicado discursos y buenas palabras a la idea, sino que ha realizado videollamadas en las que ha respondido preguntas que los propios seguidores le enviaban a través de Twitter, como la cuenta oficial de Kensington ha tenido a bien compartir poco después.

Es cierto que en más de una ocasión las ocurrencias de los followers de Middleton hicieron que la esposa del príncipe Guillermo rompiera a reír a carcajadas, aunque no por eso se ha visto menoscabado el momento más emotivo, que comenzó cuando no supo responder una pregunta sobre su hija Charlotte.

Los duques de Cambridge tienen tres hijos (el príncipe Jorge, heredero al trono, de 7 años de edad; la princesa Charlotte, de 5; y el pequeño Luis, de 2) y obviamente las primeras cuestiones trataban sobre cómo lidiar con alguna que otra rabieta o pelea, el modelo de crianza o cómo ha cambiado su vida desde que es madre.

Pero si hay un sentimiento que nadie esperaba que Kate Middleton sacara a colación es el de la culpabilidad, un tema en algunas ocasiones tabú pero que que ella ha vivido precisamente desde su primera maternidad, en 2013, y que más tarde ha descubierto que no solo ella lo siente.

En su caso suele provenir por la cantidad de viajes y actos a los que asiste junto a su marido o en nombre del Palacio de Buckingham, horarios muy cuadriculados que obligan a la familia a necesitar ayuda de una niñera, amén del colegio. Es decir, que no pasan todo el tiempo que querrían con sus pequeños.

En una ocasión precisamente la princesa Charlotte se lo echó en cara, un recuerdo que sigue haciendo llorar a su madre. Tal y como rememoró Middleton, al dejar a la princesa en la guardería, esta, quizá la mas díscola, espontánea y extrovertida de los hermanos, le reprochó que la abandonase allí.

Aunque es capaz de sacar un sonrisa al pensar en ese momento, reconoce que tuvo que hacer un esfuerzo para que no le brotaran las lágrimas en aquel instante. "Me lo preguntan cada día. Me siento absolutamente culpable. De veras pienso que todo aquel que no se sienta así como padre o como madre se está mintiendo", opina.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento