Moderna se dispara en bolsa tras pedir a EE UU y la UE que aprueben su vacuna

Sede de la empresa biotecnológica Moderna en Norwood, Massachusetts (EE UU).
Sede de la empresa biotecnológica Moderna en Norwood, Massachusetts (EE UU).
CJ GUNTHER / EFE

La biotecnológica estadounidense Moderna se disparó este lunes en Wall Street, con sus acciones ganando más de un 20% al cierre de las cotizaciones, después de anunciar que va a solicitar la autorización para comercializar su vacuna contra el coronavirus tanto a la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) como a la Agencia Europea del Medicamento.

Al cierre de las operaciones a las cuatro de la tarde, los títulos de Moderna ganaron un 20,24%, hasta situarse en 152,74 dólares.

En lo que va de año la acción de la empresa con sede en Cambridge (Massachusetts) se ha revalorizado un 700%, y solo el mes de noviembre, cuando comenzaron a llegar las noticias positivas sobre las pruebas de la candidata a vacuna contra la COVID-19, el valor se ha disparado algo más del 127%.

Este lunes, la compañía informó de que va a solicitar la aprobación del productos, después de que el estudio de fase 3 de la vacuna, que incluyó a 30.000 participantes, mostrase una efectividad del 94,1%, una tolerancia generalmente buena y no identificase problemas de seguridad graves hasta la fecha.

El estudio de la fase 3 superó los 2 meses de seguimiento medio después de la vacunación, según lo exige la FDA para la autorización de uso de emergencia, señaló Moderna en un comunicado.

La compañía afirma también que la eficacia de la vacuna contra los casos más graves de COVID-19 es del cien por cien.

A partir del 21 de diciembre

Las primeras inyecciones podrán administrarse a partir del 21 de diciembre si el proceso se desarrolla sin problemas y se otorga la aprobación, dijo Stéphane Bancel, director ejecutivo de la Moderna, en una entrevista con el diario The New York Times.

Según la farmacéutica, la eficacia de la vacuna "fue constante" según la edad, la raza y la etnia, y la demografía de género y, aunque se realizan continuas revisiones, "no se han identificado problemas serios".

Moderna asegura que, según un análisis anterior, las reacciones adversas más comunes cuando se administró la vacuna incluyeron dolor en el lugar de la inyección, fatiga, mialgia, artralgia, dolor de cabeza y enrojecimiento donde se aplicó la inyección.

Las acciones de Pfizer, la farmacéutica estadounidense cuya vacuna va ligeramente por delante de la de Moderna de cara a su aprobación, cerraron con un alza del 2,90%.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento