Quién fue Eduardo VIII, tío de Isabel II y heredero que dejó el trono

Eduardo VIII.
Eduardo VIII.
Wikipedia

El 10 de diciembre del año 1936, el por aquel entonces rey, Eduardo VIII, anunciaba la abdicación al trono a pocos meses de iniciar su reinado, concretamente el 20 de enero de 1936. Ascendió al trono tras la muerte de su padre, el rey Jorge V, pero renunció por amor y originó una profunda crisis constitucional en el país. 

Antes de suceder a su padre, Edward ostentó los títulos de príncipe Eduardo de York, príncipe Eduardo de Cornualles y York, duque de Cornualles y Rothesay, y príncipe de Gales. 

Conoció en 1930 a Wallis Simpson, una mujer estaodounidense que pertenecía a la alta sociedad de la época, casada con el empresario Ernest Aldrich Simpson y que ya se había divorciado en una ocasión cuando comenzó a salir con joven príncipe.

Dejó el trono por la mujer que amaba

La preocupación por su relación sentimental creció entre los partidos de la oposición, el gabinete y los dominios, pero cuando Wallis Simpson obtuvo el divorcio, la familia real británica sabía que Edward estaría decidido a casarse con ella, un hecho que no habría sido aceptable para la Corona. 

De tal manera que el 10 de diciembre de 1936, "Eduardo VIII ejecutó un instrumento de abdicación que recibió efecto legal al día siguiente, cuando dio su consentimiento real a la Ley de Declaración de Abdicación de Su Majestad, por la cual Eduardo VIII y cualquier hijo que pudiera tener fueron excluidos de la sucesión al trono", explican en la web oficial de la familia real británica. 

"Me ha resultado imposible soportar la pesada carga de la responsabilidad y desempeñar mis funciones como rey, en la forma en que desearía hacerlo, sin la ayuda y el apoyo de la mujer que amo", fueron las famosas palabras de Eduardo VIII en el momento de la renuncia. 

Vivió en el extranjero hasta su fallecimiento

Tras abdicar, Eduardo VIII se fue de Reino Unido y en junio de 1937 se casó con Wallis Simpson en una ceremonia en el castillo de Candé, en Francia, país en el que prácticamente pasaron el resto de su vida. 

Ese mismo año fue nombrado duque de Windsor por su hermano, el rey Jorge VI, padre de la actual reina Isabel II. Tanto el como su esposa, la duquesa de Windsor, fueron duramente criticados por su aparente posición a favor de la Alemania nazi. De hecho, visitaron el país y fueron recibidos por el propio Adolf Hitler en una visita que fue publicitada por los medios de comunicación de Alemania. 

"Durante la Segunda Guerra Mundial escapó de París, donde vivía en el momento de la caída de Francia, a Lisboa en 1940", explican. Fue nombrado gobernador de las Bahamas, cargo que ocupó hasta 1945, cuando regresó a Francia

Tras la guerra, nunca obtuvo ningún otro cargo oficial y vivió en el extranjero hasta el final de su vida, cuando falleció en 1972 en París. Fue enterrado en el cementerio real privado de los jardines de Frogmore, en Windsor.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento