La Curtidora no cobrará alquiler a empresas afectadas por la suspensión de actividades derivadas de la COVID-19

El Consejo de Administración de la Sociedad de Desarrollo La Curtidora, S.A. se ha reunido este lunes, a través de videoconferencia, en una sesión presidida por la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín. Entre los acuerdos aprobados figura la suspensión de los alquileres a empresas "durante el tiempo que han estado cerradas y mientras dure la suspensión derivada de las medidas de lucha contra la propagación del COVID-19".

Según el acuerdo del Consejo de Administración "se ponen en marcha nuevas medidas excepcionales de apoyo a las empresas instaladas en La Curtidora, teniendo en cuenta que la declaración del estado de alarma ha supuesto importantes limitaciones temporales a la libre circulación así como la suspensión del ejercicio de actividades en el territorio del Principado de Asturias, que se traduce en una perturbación conjunta de demanda y oferta para la economía, que afectará a las ventas de las empresas, generando tensiones de liquidez que podrían derivar en problemas de solvencia y pérdida de empleos si no se adoptan medidas urgentes de estabilización".

De este modo, según indican desde el Ayuntamiento en nota de prensa, "se aprueba la bonificación del 100% del arrendamiento a las empresas instaladas en La Curtidora cuya apertura al público haya quedado suspendida por la declaración del estado de alarma y mientras dure la suspensión de actividad".

Además, el Consejo aprobó una moratoria de hasta cuatro meses en el pago del arrendamiento a la que pueden acogerse todas las empresas instaladas en La Curtidora que lo soliciten.

Por otra parte, se acordó adscribir el Palacio de Maqua, de propiedad municipal, a La Curtidora para su gestión como 'Espacio CoWorking' y para el desarrollo de las actividades docentes del proyecto de turismo idiomático 'Avilés Enseña'.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento