Muere otra hembra de oso en Huesca por el disparo de un cazador que alegó hacerlo en defensa propia

La muerte se ha producido como consecuencia del disparo de un cazador, que ha alegado actuar en defensa propia.
La muerte se ha producido como consecuencia del disparo de un cazador, que ha alegado actuar en defensa propia.
EFE

Una segunda hembra de oso ha muerto este fin de semana a causa de un disparo. Agentes de Protección de la Naturaleza, miembros de la Patrulla Oso del Gobierno de Aragón y el Seprona certificaron durante la tarde del domingo la muerte de la osa Sarousse en el valle de Bardaji en la Comarca de la Ribagorza (Huesca).

El animal murió a causa de un disparo de un cazador que participaba en una batida de caza de jabalí. Este alegó que fue en defensa propia al encontrarse con la osa en actitud hostil. 

La necropsia será realizada por técnicos del Gobierno de Aragón, previsiblemente a lo largo del día. El Seprona ya se ha hecho cargo de la investigación.

Se trata de la segunda muerte violenta de una hembra de oso en el fin de semana, ya que otro cazador acabó con la vida de otra por un disparo de forma accidental mientras se desarrollaba una cacería en la localidad palentina de Ventanilla.

Con la muerte de Sarousse ya son tres los ejemplares de oso fallecidos a manos del hombre en el Pirineo en lo que va de año. Se suma a la de Cachou, encontrado en abril en el Valle de Arán, y a otro oso fallecido en verano en la vertiente francesa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento