El surrealista mundo de los 'pantojistas', en 'Cantora, la herencia envenenada': "Parece el Palmar de Troya"

Paco, un exfan de Isabel Pantoja, en 'Cantora: la herencia envenenada'.
Paco, un exfan de Isabel Pantoja, en 'Cantora: la herencia envenenada'.
Mediaset

La tercera entrega de Cantora: la herencia envenenada vio la luz este viernes en Telecinco. El programa estuvo protagonizado por Sylvia Pantoja, prima de la tonadillera, que habló de los orígenes de su mala relación con ella. Entre otras cuestiones, la también cantante apuntó a los celos que Isabel le profesa.

Sin embargo, al formato asistieron otros invitados, como la habitual Pepi Valladares, quien dio a entender que Isabel Pantoja y su hermano Agustín estaban difundiendo que Sylvia Pantoja se dedica a la prostitución en México, o Antonio Escámez, el hijo del albacea que gestionó la herencia y que además habría escuchado parte de la famosa cinta que llevó al torero a querer separarse de la cantante.

Un antiguo fan desvela cómo funciona el colectivo

Según adelantó, en la grabación, Isabel Pantoja se hartaba a criticar la personalidad de su por aquel entonces esposo. Pero la intervención más divertida de todas fue la de Paco, un antiguo fan de Isabel Pantoja. Además de marcar distancias con Celeste, la seguidora más célebre, y quien asegura que ha llevado a cabo acciones como la de pedir a las fans que abuchearan a Belén Esteban si iba a algún concierto de Pantoja, reveló algunos detalles más del pantojismo, que, al parecer, es una afición que no sale para nada barata.

Según contó, los miembros de los clubes de fans tienen que pagar unas altísimas cuotas mensuales por formar parte de ellos, pero la cosa no queda ahí. También sus seguidores tienen que asumir gastos personales de la familia Pantoja y de su finca, la icónica Cantora. Por ejemplo, Paco contó que pagaron una reforma en la cocina de la tonadillera.

Parece ser que, cuanto más dinero estuvieras dispuesto a pagar, más cerca podrías llegar a estar de la artista. Literalmente, el fan dijo que era conocedor de que los familiares de Pantoja miraban por la puerta y, según el volumen del regalo que trajeran, se les permitía la entrada o no.

Pero el momento más delirante y que llevó a todos los colaboradores a estallar en carcajadas, fue cuando Paco habló de los famosos cumpleaños de la tonadillera. Acceder a una de estas fiestas costaba nada más y nada menos que 200 euros. ¿Para qué? 

El hombre explicó que se podía pasar el día en Cantora, hasta que se considerase conveniente, en la zona de la piscina de la finca. Entonces, Jorge Javier Vázquez, Mila Ximénez y Kiko Matamoros, empezaron a bromear: "Pero...¿Podías mirar a los ojos a Isabel Pantoja o para eso había que pagar más?, ¿Tenías que tirar monedas a la piscina como si fuera la Fontana de Trevi?, Sois una secta, parece El Palmar de Troya", comentaron entre risas.

El fan añadió que, con motivo del cumpleaños, además de los regalos, solían pedir participaciones para el sorteo extraordinario de agosto. El momento fue muy comentado en redes entre quienes alucinaban con la voluntad de los seguidores y quienes se indignaban por las peticiones de los Pantoja.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento