Cuatro razones por las que puedes sentir frío: así varía la temperatura en las distintas partes del cuerpo

  • Las zonas más cálidas son el recto, los oídos, la orina y la boca, y las más frías, las axilas.
Los madrileños se han abrigado para afrontar el frío que continúa haciendo en la capital.
Imagen de un hombre muy abrigado.
EFE / Mariscal

Llega el invierno y con él las bajas temperaturas. No obstante, la temperatura del cuerpo puede variar entre horas, o en función de las partes del cuerpo dónde se mida.

Como recoge la BBC, la temperatura media corporal normal es de 36,6 ºC, pero hay variaciones de hasta 0,5 ºC.

La temperatura de una persona en reposo cambia durante las 24 horas. LA temperatura más alta se alcanza sobre  las 18:00 horas, mientras que la más baja se registra a las 4:00 de la madrugada.

Además, cada vez somos más fríos: la temperatura corporal media también ha caído 0,03 ºC por década de nacimiento, desde que en el siglo XIX se toman medidas.

Las partes del cuerpo tienen diferentes temperaturas. Las partes más cálidas son el recto (37 ºC), seguido de los oídos, la orina y la boca. En cambio, la axila (35,9 ºC) es la parte más fría de nuestro cuerpo que se suele medir.

Los factores que afectan al frío

El primer factor que afecta a si tenemos o no frío es nuestra propia anatomía. Debido a su mayor masa muscular, los hombres tienen una temperatura más alta. Además, el reparto de las capas de grasa es diferente. Las mujeres tienen una capa de grasa casi dos veces más gruesa debajo de la piel en brazos y piernas, por lo que el calor de los músculos tarda más en llegar a los receptores de temperatura en la piel. Este puede ser el motivo por el que algunas mujeres se quejan de sentir frío con más frecuencia.

Aún no se sabe si esta diferencia en la distribución de la grasa mantiene a las mujeres más calientes durante más tiempo una vez que están a una temperatura agradable.

Hormonas

Por otro lado, las mujeres tienen un cambio cíclico en su temperatura corporal, influenciado por varias hormonas involucradas en el ciclo menstrual.

Antes de la ovulación, las temperaturas tienen un promedio de 35,9 ºC y luego alcanzan un máximo de 36,7 ºC días después.

Estado de salud

El estado de salud también es clave. Hay enfermedades que están directamente asociadas a una mayor sensación de frío.

Por ejemplo, la enfermedad de Raynaud hace que algunas áreas del cuerpo, sobre todo los dedos de manos y pies (aunque también los oídos, la nariz y los pezones) se enfríen y adormezcan en respuesta a las bajas temperaturas o al estrés. El hipotiroidismo es otro trastorno que puede hacer que alguien sienta frío.

Vasos sanguíneos

El principal problema de los vasos sanguíneos es la arteriosclerosis, el estrechamiento de los vasos sanguíneos debido a la acumulación de placa. La que causa una sensación de frío es la enfermedad de las arterias periféricas, en la cual se estrechan las arterias que suministran sangre a las extremidades.

El caso de la ciguatera

El caso opuesto extremo es la llamada ciguatera, una intoxicación alimentaria que hace que las cosas frías se noten calientes, y viceversa.

Este envenenamiento se produce por ingesta de peces de arrecife, que afecta aproximadamente a entre 50.000 y 500.000 personas cada año, y surge con del consumo de ciguatoxina, que se encuentra en la especie de plancton llamada Gambierdiscus toxicus. No hay tratamiento y los síntomas pueden tardar meses o incluso años en desaparecer.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento