Quién fue Wallis Simpson, la mujer por la que el rey Eduardo VIII abdicó al trono

Wallis Simpson.
Wallis Simpson.
Wikipedia

El principe Alberto de York, padre de la reina Isabel II y de la princesa Margarita, ascendió al trono como el rey Jorge VI tras su coronación en el año 1937 cuando el hasta entonces rey Eduardo VIII anunció su abdicación

Esto supuso una profunda crisis constitucional, ya que a pocos meses de iniciar su reinado, el 20 de enero de 1936, propuso matrimonio a Wallis Simpson, una celebridad estadounidense que se había divorciado en dos ocasiones. Así, el 10 de diciembre de ese mismo año, el después conocido como duque de Windsor anunció su renuncia por amor.

Una vida en el exilio

La esposa de Eduardo VIII marcó profundamente la historia de la realeza británica e hizo tambalear sus cimientos. Tras abdicar, Eduardo VIII se fue de Reino Unido y en junio de 1937 se casó con Wallis en el castillo de Candé, en Francia, país en el que asentaron su posterior vida. 

Bessie Wallis Warfield nació en Pennsylvania en 1986 y era una ciudadana estadounidense que perteneció a la alta sociedad y que "conoció al entonces príncipe de Gales y heredero de la corona, Eduardo, a través de una amiga común", según explican en la BBC

"Me ha resultado imposible soportar la pesada carga de la responsabilidad y desempeñar mis funciones como rey, en la forma en que desearía hacerlo, sin la ayuda y el apoyo de la mujer que amo", fueron las famosas palabras del entonces rey al abdicar. 

Cuando se conocieron, ella residía en Reino Unido y estaba casada con el empresario Ernest Aldrich Simpson, por lo que se la conocía como señora Simpson. Se trataba de su segundo matrimonio, pues previamente había estado casada con el piloto Earl Winfield Spencer Jr. durante 11 años, separándose en el año 1927. 

Nombrados como los duques de Windsor

Tras la abdicación, el rey Jorge VI, nombró a Eduardo VIII como duque de Windsor y a los pocos meses contrajeron matrimonio en Francia, por lo que Wallis Simpson pasó a ser reconocida formalmente como duquesa de Windsor, aunque sin tratamiento de Su Alteza Real.

Vivieron en Francia hasta que estalló la Segunda Guerra Mundial. Así, en 1940, el rey Jorge VI designó a su hermano como gobernador de las Islas Bahamas y la pareja se trasladó a este destino. Sin embargo, a principios de 1945, el duque renunció a este puesto y volvieron a Francia. 

Pertenecían al mundo de los miembros más destacados y exclusivos de la sociedad, pero también fueron bastante señalados y criticados por su aparente posición a favor de la Alemania nazi.

Eduardo murió de cáncer en 1972 y la duquesa de Windsor viajó a Inglaterra para asistir a su funeral y entierro, alojándose en el palacio de Buckingham. Fue enterrado allí y Wallis Simpson falleció 14 años más tarde en París. Sin embargo, fue enterrada al lado de Eduardo y ambos se encuentran en el cementerio real de los jardines de Frogmore, en Windsor.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento