Beltrán Pérez recrimina a Espadas que no haya "dado respuestas a las contingencias" del Mercado de la Carne

Tras aprobar la junta de gobierno del Ayuntamiento de Sevilla la rescisión de la concesión administrativa del proyecto destinado a la rehabilitación del antiguo mercado de la Puerta de la Carne y su explotación como espacio de ocio, gastronomía y cultura, extremo acordado meses atrás entre la entidad concesionaria y el Consistorio, para acometer una nueva licitación, el PP ha reprochado al Gobierno local del socialista Juan Espadas que no haya "sabido dar respuesta a las contingencias lógicas" de esta iniciativa adjudicada durante el mandato del alcalde popular Juan Ignacio Zoido.
Fachada del Mercado Puerta de la Carne de Sevilla
Fachada del Mercado Puerta de la Carne de Sevilla
EUROPA PRESS - Archivo

"Esto es un ejemplo más del estancamiento en el que se encuentra la ciudad por la desidia del alcalde del PSOE, Juan Espadas, que está más preocupado en sus intereses y aspiraciones personales que en hacer que la ciudad avance", ha dicho Beltrán Pérez, opinando que Espadas "ha dejado pasar cinco años y medio y la realidad es que terminará el mandato y la rehabilitación del mercado de la Puerta de la Carne no se va a llevar a cabo".

Así, ha lamentado "que el Gobierno municipal no haya sabido dar respuesta a las contingencias lógicas que puedan darse en un proceso de esta complejidad". "Un alcalde debe tener capacidad resolutiva para atender cualquier tipo de situación que obstaculice o ponga en peligro la continuidad de un proyecto", ha enfatizado, considerando que Espadas es "una máquina de dejar escapar a inversores".

En el actual contexto de nueva crisis fruto de la pandemia de Covid-19, según avisa Beltrán Pérez, "lo último que se puede permitir un alcalde es que se le vaya otro inversor".

EL PROYECTO DEL MERCADO DE LA PUERTA DE LA CARNE

La actuación proyectada por la entidad adjudicataria, una unión temporal de empresas (UTE) liderada por Inversport 2010, estaba valorada inicialmente en unos 7,5 millones de euros, para restaurar por completo el recinto y conformar un nuevo espacio con 24 puestos de hostelería en la planta baja, usos comerciales y de restauración en la primera planta, un mirador en las cubiertas y un sótano dedicado a actividades culturales, toda vez que la UTE gozaría de la explotación comercial del recinto.

No obstante, después de que a mediados de marzo de 2017 arrancasen las excavaciones arqueológicas de carácter preventivo y fuesen desenterrados restos del antiguo matadero municipal, encargado en 1489 por los Reyes Católicos y demolido en 1914, el Ayuntamiento, merced a las directrices de la Consejería de Cultura, pedía a la UTE una modificación del proyecto original para "integrar" en el mismo los restos rescatados, según un documento municipal recogido por Europa Press.

En marzo de 2019, el Ayuntamiento solicitaba a la UTE otra reforma del proyecto, bajo la premisa de que los nuevos estudios geotécnicos realizados en 2018 habrían revelado que la cota del nivel freático está "por encima de la profundidad estimada" en un principio, encontrándose dicho nivel en unos 4,10 metros de profundidad en lugar de entre 7,10 y ocho metros bajo rasante como inicialmente se preveía.

Tal extremo incidía en el sótano que incluía el proyecto, pieza a su vez estratégica para la actuación porque dicho espacio estaba destinado a acoger diferentes equipamientos e instalaciones del recinto, dada la imposibilidad de ubicar tales elementos en la cubierta del edificio al gozar el mismo de protección.

MÁS DINERO

La UTE promotora del proyecto, de su lado, señalaba en abril del año pasado que ya estaba "terminando" el nuevo proyecto técnico, que groso modo incorporaría novedades respecto al sótano, al incluir la construcción del mismo unas pantallas de hormigón armado que conformasen un único recinto estanco al objeto de salvar la incidencia relacionada con el nivel freático, y la musealización de los vestigios arqueológicos. Tales modificaciones elevaban el coste calculado de las obras hasta aproximadamente diez millones de euros.

Finalmente, el Ayuntamiento anunciaba el pasado mes de septiembre que ambas partes habían acordado la rescisión de la concesión, dada "imposibilidad acreditada" por la empresa adjudicataria de cumplir con los términos de la licitación de 2014 debido al "desequilibrio económico generado por las necesidades técnicas sobrevenidas por la detección de un nivel freático más elevado de lo previsto y la necesaria incorporación de los restos arqueológicos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento