Fiscalía pide cinco años de cárcel por una brutal agresión homófoba contra un joven en el metro de Barcelona

Primer plano del joven agredido.
Primer plano del joven agredido.
OBSERVATORI CONTRA L'HOMOFÒBIA

La fiscal pide cinco años de prisión para tres hombres acusados de agredir a otro por su orientación sexual en enero de 2019 en una estación del Metro de Barcelona, agresión en la que también participó un menor de edad, que provocó en la víctima heridas que requirieron dos meses y medio de curación.

En la calificación, adscrita al Servicio de delitos de Odio y Discriminación de la Fiscalía Provincial de Barcelona, el Ministerio Público solicita la apertura de juicio oral contra estas tres personas, una de ellas de nacionalidad hondureña que no ha podido acreditar documentación alguna que le autorice a residir en España.

La agresión se produjo en la mañana del 12 de enero de 2019 después de que la víctima, de 23 años, accediera al vagón de un metro de la L-1 en el que se encontraban los tres acusados, que iban acompañados de un menor, portando una camiseta que los agresores asociaron al colectivo homosexual.

El menor profirió entonces insultos a la víctima con frases como "no eres un hombre, eres maricón", que los acusados jaleaban con risas, e inmediatamente hizo un ademán de abalanzarse sobre esta, por lo que aquella contactó con el servicio de seguridad del metro a través del interfono, hecho que provocó que los agresores cejaran en su actitud.

Entonces, la víctima se apeó en la estación de Urquinaona y se dirigió hacia las escaleras de salida, pensando que los agresores permanecían en el vagón del convoy, lo que no fue así.

De acuerdo con el escrito de la fiscal, con el "propósito de seguir humillándole y amedrentándole", así como con el ánimo de "menoscabar su integridad física", los agresores bajaron al andén y siguieron a la víctima.

Ataque por la espalda

Al llegar esta a las escaleras de salida, el menor corrió hacia la víctima y le acometió por la espalda "lanzándole un puñetazo a la altura del cuello con tal ímpetu que le hizo caer al suelo".

El menor y otro de los acusados aprovecharon dicha circunstancia para propinarle repetidamente patadas y puñetazos por todo el cuerpo, especialmente en la cara, y poco después se sumó al ataque otro de los acusados.

Durante la agresión, el cuarto de los participantes en esta agresión permaneció, según el Ministerio Público, "impasible observando" como el resto arremetía contra la víctima, que yacía en el suelo malherida.

"Ni impidió ni trató de oponerse a las agresiones, a pesar de que aquel suplicaba que parasen, y contribuyó durante todo el episodio, con su presencia, a disuadir a D. J. (la víctima) de cualquier reacción defensiva", sostiene la fiscal en su escrito de acusación.

Secuelas

Como consecuencia de la agresión, la víctima sufrió heridas que requirieron dos meses y medio de curación: una herida contusa en zona infraorbitaria derecha de 3-4 cm con hematoma periorbitario, hemorragia conjuntival sin alteración visual, equimosis por diferentes partes de su cuerpo y reacción de ansiedad postraumática.

Asimismo, como secuelas le restan una sintomatología ansiosa postraumática leve, valorada en dos puntos, y una cicatriz infraorbitaria que comporta un perjuicio estético ligero (rango medio), valorada en 5 puntos.

Cárcel e indemnización

Por estos hechos, el Ministerio Fiscal pide cinco años de prisión para los tres acusados mayores de edad por un delito de lesiones, con el agravante del motivo por orientación sexual.

Además, la fiscal solicita en su escrito de acusación la prohibición para los acusados de acercarse a menos de mil metros de la víctima o a establecer cualquier tipo de comunicación con ella durante el plazo de diez años.

En concepto de responsabilidad civil, solicita una indemnización de 585 euros por un perjuicio personal básico, 2.310 por un perjuicio personal particular, 2.000 por las secuelas, 5.000 por un perjuicio estético, y 2.000 por daño moral.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento