Dos detenidos tras el hallazgo de 15.000 animales hacinados en dos casas de Ciudad de México

  • Entre los animales decomisados, muchos de especies protegidas, hay tortugas, cocodrilos, guacamayos, tucanes...
Tortugas, en una imagen de archivo
Tortugas, en una imagen de archivo
PIXABAY

La Guardia Nacional mexicana decomisó este jueves cerca de 15.000 animales, incluyendo especies protegidas, que estaban hacinados en dos inmuebles del oriente de Ciudad de México, en la alcaldía Iztapalapa.

El cuerpo de seguridad federal detalló en un comunicado que hay dos detenidos por la posesión de los animales, entre los que había tortugas, lagartijas conocidas como "dragoncitos", cocodrilos, guacamayos, tucanes, pericos cabeza amarilla y monstruos de Gila.

Estas especies, algunas de ellas endémicas, están protegidas por la Norma Oficial Mexicana NOM-059 de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), añadió la Guardia Nacional.

También están contempladas dentro de la Convención sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES) y por la Ley General de la Vida Silvestre, detalló la autoridad.

"Su manejo solamente puede llevarse a cabo en condiciones de confinamiento que garanticen la seguridad de la sociedad civil, además de un trato digno y respetuoso a cada animal", expuso la Guardia Nacional.

México está considerado como uno de los cinco país con más biodiversidad del mundo, al concentrar entre el 10% y el 12% de las especies biológicas del planeta, según la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) del Gobierno mexicano.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) ha advertido de que el tráfico ilegal de animales es el tercer mercado negro más rentable, solo detrás del contrabando de drogas y armas.

En México, el decomiso de especies protegidas se ha relacionado con la afición de los capos del narcotráfico por los animales exóticos.

En esta ocasión, la Guardia Nacional respondió a una denuncia ciudadana en un operativo conjunto con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Fiscalía General de la República (FGR).

Las autoridades registraron los inmuebles y descubrieron que los animales "sujetos a protección especial" estaban en condiciones de hacinamiento.

Las fuentes no precisaron la identidad de los detenidos ni si pertenecen a una banda del crimen organizado. Tampoco detallaron cuál será el destino de los animales decomisados, aunque prometieron mantenerlos a salvo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento