Cataluña quiere que los presos en tercer grado que duermen en casa aumenten del 42% al 70% por la pandemia

Vista parcial de la prisión Brians 2.
La prisión Brians 2.
MARTÍ LLORENS / GISA

El Departamento de Justicia pretende aumentar hasta el 70 % el número de presos en régimen de tercer grado con permiso para dormir en casa mientras dure la pandemia, una medida de la que actualmente se beneficia el 42 % de los reclusos clasificados en semilibertad.

El secretario de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima, Amand Calderó, lo ha explicado durante la comisión de Interior en el Parlament de Cataluña, en la que ha destacado la importancia de descongestionar las cárceles para reducir el riesgo de propagación del coronavirus.

Según cifras de la conselleria, hasta el mes de octubre había 674 presos (el 42,3 %) en tercer grado a los que se les permitía dormir en casa en virtud del artículo 86.4 del reglamento penitenciario, que permite a las juntas de tratamiento acordar que los internos con dicha clasificación pernocten en su domicilio los siete días de la semana.

"La aplicación para permanecer en el domicilio o en recursos externos se ha multiplicado por cinco en el confinamiento", ha resaltado Calderó para detallar que el objetivo es "mantener la proporción de internos con el artículo 86.4 en entre un 60 y un 70 %", un porcentaje que se reduciría al 40 o 50 % cuando finalice la emergencia sanitaria.

El problema, según el secretario, es que el número de internos que pueden dormir en casa se ha reducido desde la primera ola de la pandemia a raíz de varios recursos de Fiscalía, que están llevando a jueces de vigilancia penitenciaria a revocar una parte de las aplicaciones del artículo 86.4.

"Entienden que se hizo de forma excepcional por la crisis sanitaria y que no es necesario mantenerlo ahora, pero yo pregunto: ¿Es que hemos acabado ya con la pandemia?", ha subrayado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento