Los inventos de los investigadores de la Universidad imitan cada día más a la ficción

  • Hasta 2.300 investigadores trabajan en 1.582 proyectos.
  • Algunos inventos ya se utilizan a diario.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ZARAGOZA
Este casco comunica los pensamientos a un ordenador.
Este casco comunica los pensamientos a un ordenador.

Los investigadores de la Universidad de Zaragoza trabajan en 1.582 proyectos en la actualidad, un 77,55% más que hace nueve años. En total, 2.300 profesionales integrados en 194 grupos buscan nuevos avances técnicos para la medicina, la ingeniería o la logopedia según datos de la propia Universidad. "Debemos contribuir de forma decidida al fortalecimiento de una economía basada en el conocimiento", asegura José Ramón Beltrán, vicerrector de investigación.

Entre las investigaciones figuran la puesta en marcha de unos móviles de alta tecnología para los bomberos y la Guardia Civil o la medición de las apneas, las interrupciones de la respiración mientras se duerme, mediante un sistema se aplica en el hospital Miguel Servet.

Crece el número de proyectos y también el presupuesto destinado a la investigación: un total de 54,6 millones de euros destinados en 2007, 32,8 millones más que los 21,8 del año 2000.

Los avances en robótica  que está logrando el equipo del profesor Javier Mínguez buscan formas para que interactúen la mente humana y los robots. El objetivo es fomentar la rehabilitación de las personas que sufren discapacidad. ¿Cómo?: Trasmitiendo los pensamientos a través de los impulsos eléctricos del cerebro. Tras ocho años de trabajo ya han desarrollado una silla de ruedas que esquiva obstáculos y una cámara motorizada que trasmite a través de Internet las imágenes del entorno en el que se mueve. El próximo reto es desarrollar un brazo ortopédico que agarre objetos. La web www.bitbrain.es recoge estas aplicaciones.

Otro ejemplo de innovaciones que ya se aplican en la vida cotidiana e s el de las máquinas que funcionan con el sonido de la voz no son ciencia-ficción. El grupo del profesor Eduardo Lleida, perteneciente al instituto I3A, ya ha desarrollado unos juegos que fuerzan a los niños con problemas en el habla a enlazar palabras, un sistema que ya se aplica en el colegio La Alborada de Zaragoza y que se puede utilizar en la web www.vocaliza.es. El grupo de tecnologías de las comunicaciones del I3A trabaja ahora para hacer Internet más accesible a las personas con discapacidades sensoriales, aunque algunas invenciones ya están en el mercado, como el sistema por el que los repartidores rellenan albaranes sólo con la voz.

Por último, el equipo de investigadores del catedrático Pablo Laguna, subdirector del I3A, ha desarrollado un sistema de análisis del electrocardiograma para indicar el riesgo cardiaco con el más mínimo detalle y medir las diferentes condiciones del sistema nervioso autónomos de un modo simple. De hecho, uno de sus sistemas ya se está desarrollando en colaboración con el hospital Gregorio Marañón de Madrid. Este grupo pionero también trabaja para observar los distintos ritmos del corazón ante situaciones emocionales como el asco, dolor o miedo, o para prevenir las posibles caídas de la tensión arterial.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ZARAGOZA

Mostrar comentarios

Códigos Descuento