Corea del Sur sufre ya los estragos de la tercera ola de la COVID-19

Mesas equipadas con pantallas de plástico para evitar contagios de coronavirus, en la cafetería de una guardería en Asan, Corea del Sur.
Mesas equipadas con pantallas de plástico para evitar contagios de coronavirus, en la cafetería de una guardería en Asan, Corea del Sur.
YONHAP / EFE

La Agencia para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KDCA, por sus siglas en inglés) ha detectado este jueves, por primera vez en ocho meses, casi 600 nuevos positivos de coronavirus entre los esfuerzos de las autoridades surcoreanas por frenar la velocidad de contagios de la tercera ola que registra el país.

Corea del Sur ha añadido 583 nuevos casos en las últimas 24 horas a su balance global de positivos, entre los que se encuentran 533 de transmisión local, concentrados en el área metropolitana de Seúl --208-- y en la provincia de Gyeonggi --177--, lo que supone un total de 32.318 contagios acumulados desde que estallara la crisis sanitaria.

Esta cifra supone la primera vez en la que se superan los 500 casos desde el 6 de marzo, cuando se registraron casi 520 positivos por un brote en la ciudad de Daegu, en el sureste de Corea del Sur.

Desde el 8 de noviembre Corea del Sur ha estado alcanzando cifras de tres dígitos en medio de la tercera ola de la pandemia en el país y los esfuerzos de las autoridades por contener la velocidad de los contagios antes del examen nacional de ingreso en la universidad --el 3 de diciembre--, según informa la agencia estatal de noticias Yonhap.

Desde el inicio de la crisis sanitaria, 26.950 personas se han logrado superar la enfermedad, lo que supone una tasa de recuperación del 83,3 por ciento, mientras que 515 pacientes han perdido la vida y 78 continúan en estado grave.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento