España, Italia, Malta y Grecia piden a la UE mayor solidaridad frente a la migración y una gestión conjunta

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto al primer ministro italiano, Giuseppe Conte.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto al primer ministro italiano, Giuseppe Conte.
Fernando.Calvo
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto al primer ministro italiano, Giuseppe Conte. Fernando Calvo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recibido este miércoles en Palma de Mallorca a su homólogo italiano, Giuseppe Conte, para presidir la XIX cumbre bilateral, en la que han participado 19 ministros y cuyo objetivo es reforzar la alianza en defensa de sus intereses comunes en la UE. Ambos mandatarios han suscrito varios acuerdos bilaterales y han dado a conocer un "non-paper" sobre su posición respecto al nuevo Pacto Migratorio y de Asilo, que cuenta también con el respaldo de Malta y Grecia.

En el documento, al que ha tenido acceso 20 minutos, los cuatro países agradecen este nuevo pacto como punto de partida pero pide una mayor solidaridad por parte de los miembros de forma que se haga una "distribución equitativa de la carga" para que sea "una política de migración y asilo verdaderamente europea". Para ello, piden una gestión conjunta de la migración.

Consideran que, si bien el Pacto recoge unas estrictas reglas para los países de entrada, son más ambiguas para el resto, por lo que creen que se debe definir claramente la responsabilidad de todos los estados. "Los Estados miembros de primera línea no pueden afrontar la presión migratoria sobre toda la Unión Europea. Debemos encontrar factible y soluciones coordinadas a nuestros desafíos comunes", reza el documento.

Procedimientos fronterizos

En cuanto a los procedimientos en las fronteras, solicitan que el llevarlos a cabo o no y las categorías de personas a la que deben aplicarse sea una cuestión a decidir solo por los Estados miembros, "que están mejor situados para decidir si un procedimiento es factible dadas sus circunstancias específicas". Además, rechazan el montaje de grandes centros cerrados en las fronteras exteriores. "La gestión del asilo debe respetar los derechos humanos y los derechos de los solicitantes de asilo, que deben reflejarse en la reglamentación de los procedimientos pertinentes", apuntan.

En cuanto a la comunicación con terceros países, creen que deben mejorarse los acuerdos con estos para frenar la inmigración ilegal y que deben desarrollarse sin demora, así como definir claramente los instrumentos financieros para apoyar ese esfuerzo. En concreto, piden una especial atención en este apartado con los países vecinos del sur. "Esto significa, en primer lugar, construir relaciones basadas en la confianza y la igualdad a través del contacto frecuente a nivel político, y luego, una vez que dichas relaciones se consoliden en el área de migración, forjando herramientas de política con fondos destinados a acciones en aquellos países", especifica el documento.

"Los terceros países deben estar totalmente equipados para gestionar su migración gestión", insiste, para lo cuál no solo se necesita más dinero sino "acciones".

"Una propuesta audaz y valiente"

Este escrito, firmado por Sánchez y Conte junto a sus homólogos griego, Kyriakos Mitsotakis; y maltés, Robert Abela, y ha sido enviado a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen; al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel; y a la canciller alemana y presidenta de turno de la UE, Angela Merkel.

Sánchez ha señalado señalado en su presentación junto al primer ministro italiano que “el documento es una propuesta audaz y valiente para animar al debate en la UE sobre el pacto migratorio”, ya que aborda la necesidad de: encontrar un “equilibrio real entre solidaridad y responsabilidad compartida” entre los países.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento