Planes de pensiones privados, ¿qué ventajas tienen?

  • Un plan de pensiones privado puede ser un complemento para la futura pensión pública y tiene desgravaciones fiscales.
Pensionistas.
Pensionistas.
LA INFORMACIÓN

Los últimos meses de cada año las entidades bancarias se vuelcan con promociones de sus planes de pensiones en las que recalcan que son la mejor opción de ahorro de cara a la jubilación. Efectivamente, cuentan con algunas ventajas, como las desgravaciones fiscales (aunque en 2021 serán menores tras la modificación impulsada por el Gobierno).

No obstante, un plan de pensiones, advierten desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), «solo será un buena idea si inviertes en un buen plan y tienes claro cuánto y cómo aportar... y cuándo y cómo recuperar tu dinero».

Las pensiones públicas españolas están basadas en un sistema de reparto según el cual las prestaciones recibidas por los jubilados están financiadas por las cotizaciones que realizan los trabajadores en activo.

Un sistema insostenible

Muchos economistas consideran que, tal y como funciona el actual sistema público de pensiones, va a resultar insostenible. No en vano, está previsto que el número de pensionistas pase en España de 9 millones a 16 millones en el año 2050.

Por ello, los defensores de los planes de pensiones privados consideran que va a ser necesario complementar la pensión pública. Pero, qué son y cuáles son sus ventajas. Según explican desde Inverco, «los planes de pensiones son productos de ahorro a largo plazo que tienen un carácter finalista, es decir, están diseñados para cubrir determinadas contingencias, principalmente la jubilación».

En España hay en torno a 105.000 millones de euros gestionados en planes de pensiones, la mayoría concentrados en planes de pensiones individuales (69%) y el resto en planes de pensiones de empleo (de empresas, gremios y asociaciones).

Últimas noticias: la edad de jubilación, reforma o la subida de las pensiones.
Últimas noticias: la edad de jubilación, reforma o la subida de las pensiones.
LA INFORMACIÓN

Un complemento para la pensión púbica

Así, un plan de pensiones privado puede ser un interesante complemento para la futura pensión pública de jubilación. Esta forma de ahorro para el futuro, además de generar intereses, sirve también para desgravarse dinero todos los años en la declaración de la renta.

No obstante, se deben tener muy en cuenta cuestiones relevantes como el perfil de riesgo o la capacidad de ahorro a la hora de escoger un producto para no llevarse sorpresas negativas.

El ahorro personal es la clave para garantizar el mantenimiento del nivel de vida cuando nos retiremos del mercado laboral

Según explica a 20minutosJosé Carlos Vizárraga, Director General de Ibercaja Pensión, «el ahorro personal es la clave para garantizar el mantenimiento del nivel de vida cuando nos retiremos del mercado laboral; para evitar sorpresas entonces, es preciso prever y planificar con tiempo suficiente».

Vizárraga agrega que «hay una gran variedad de productos para ahorrar a largo plazo:planes de pensiones -la ‘estrella’ de todos los fines de año-, los seguros de ahorro, los fondos de inversión...Cada uno cuenta con características diferentes en materia de inversión, liquidez y fiscalidad».

Planes individuales, asociados y de empleo

Existen tres tipos de planes de pensiones. En primer lugar, los individuales que, según explican desde BBVA, «son aquellos que cada particular contrata con una entidad financiera por iniciativa propia».

En segundo lugar los planes asociados, «que suele venir promovido por agrupaciones, gremios u otras asociaciones, y que por tanto existe en vinculación directa a un colectivo», y, en tercer lugar, los planes de empleo, «los que promueve una empresa para sus empleados». Respecto a estos últimos, Pablo Hernández, Director Comercial de Bankia Asset Management, explica que «son el gran desconocido de los productos de ahorro para la jubilación y, aun conociéndolos, muchos no saben en detalle sus particularidades y, sobre todo, que están más al alcance de nosotros de lo que podemos pensar».

En Reino Unido se está implementando con éxito la obligatoriedad de constituir un plan de empleo a todas las empresas de un cierto tamaño

El directivo de Bankia recalca que «en países como Reino Unido se está implementando con éxito la obligatoriedad de constituir un plan de empleo a todas las empresas de un cierto tamaño y, salvo negativa expresa del trabajador, la empresa debe realizar contribuciones a todos sus trabajadores como parte de su retribución». «La medida -añade Hernández- está teniendo mucha aceptación y está provocando que muchos trabajadores dispongan de una renta complementaria tras su jubilación que les permita mantener su nivel de vida».

Según explica a este diario Antonio Gallardo, experto financiero en iAhorro, «el cobro de parte del salario en aportaciones es una forma práctica y cómoda, pero para que sea un éxito y una alternativa para complementar la pensión de jubilación de muchas personas se tiene que extender a más personas, teniendo en cuenta a las pymes que son la principal base del empleo, y colectivos como los autónomos».

Desgravaciones fiscales

Los planes de pensiones tienen el aliciente de la ventaja fiscal en las aportaciones; porque las cantidades que se aportan a planes de pensiones reducen la base imponible y, por tanto, el IRPF. Además, como la escala de gravamen es creciente, el ahorro es mayor cuanto mayor sea el nivel de ingresos del partícipe.

No obstante, en la práctica más que un ahorro fiscal estamos hablando de diferir el momento de pago de los impuestos. Cuando el plan se rescate (en el momento de la jubilación, o en caso de fallecimiento o invalidez), se deberá sumar ese dinero a la base imponible como un rendimiento del trabajo más… «y si no se planifica adecuadamente, podría llegar a ser contraproducente ahorrar en un plan de pensiones», advierten desde la OCU.

Hucha rota
Hucha rota
 LA INFORMACIÓN

Situación mejorable

Según una de las conclusiones de un informe de Inbestme, gestor online de carteras de fondos, «la situación de los planes de pensiones en España es mejorable». «Está claro que ante una población que tiende a alargar cada vez más su esperanza de vida es imprescindible que tenga alternativas mejores para completar su jubilación», aseguran.

Del informe, «se desprende que en general el inversor español no piensa en invertir en planes de pensiones hasta una mediana edad y, a su vez, no tiene mucha confianza en ellos ya que no tiene por costumbre aportar nuevo capital de forma recurrente. Fruto de esta realidad, los españoles dedican una parte modesta en proporción al Producto Interior Bruto (PIB) respecto a otros países de la OCDE».

Mostrar comentarios

Códigos Descuento