Bronca en el Parlamento Europeo por el 'procés': "Hay gente aquí que no quiere oír nada sobre Cataluña"

  • El hecho se produjo a raíz de un informe sobre derechos fundamentales.
Carles Puigdemont en el pleno del Parlamento Europeo.
Carles Puigdemont en el pleno del Parlamento Europeo.
ACN

"Si la libertad significa algo es el derecho a decir a la gente lo que no quiere oír. Hay gente aquí que no quiere oír sobre Cataluña. No me sorprende porque es una acusación contra el Estado español y la UE". Esa frase ha sido una de varias que ha desatado la polémica este martes en el Parlamento Europeo. El motivo ha sido, una vez más, el procés. La eurodiputada irlandesa Clare Daly introdujo una mención a Cataluña en la presentación de un informe de derechos fundamentales, lo que desató la crítica de otros diputados, entre ellos el español Juan Fernando López Aguilar.

Esto llegó después de que la parlamentaria irlandesa añadiera a su informe una nota explicativa firmada por ella en la que se añaden referencias a los líderes independentistas presos. Esta mención aparte ha sido sacada del informe por el presidente de la Comisión de Libertades Civiles, el propio López Aguilar, tras solicitarlo populares, socialistas y liberales.

La ponencia ha sido objeto de debate en el pleno de la Eurocámara, en el que Daly ha afirmado que los derechos fundamentales deben estar fuera del juego partidista y ha denunciado que los grandes partidos han censurado su informe porque "no soportan la verdad" de lo sucedido en Cataluña.

La maniobra de Daly ha sido criticada por distintos grupos del arco parlamentario al entender que ha hecho un informe parcial. Por parte del PP europeo, el croata Karlo Ressler, ha insistido que la protección de los derechos fundamentales no debe convertirse en "un campo de batalla" y ha recalcado que "las convicciones personales no pueden evitar una evaluación objetiva", mientras que la socialista sueca Evin Incir ha criticado que en estos informes hay que "sopesar cada palabra y verificar los hechos" y "no verter opiniones en función de intereses políticos".

Nicolaus Fest, de Frente Nacional, ha denostado el informe por incluir "patrañas izquierdistas" y ha atacado a Daly al asegurar que asignarla como ponente de derechos fundamentales es como si la Eurocámara pusiera al frente de un informe sobre violencia contra las mujeres a un violador.

En su intervención, López Aguilar ha defendido que la exposición de motivos no fue objeto de acuerdo y puede cancelarse por ser inconsistente con el informe. "Debe cancelarla el presidente si se lo solicitan los ponentes que suman los votos de la mayoría", ha subrayado el socialista, quien en todo caso ha señalado que el informe fue aprobado en la comisión con el apoyo de la mayoría progresista que expresó su preocupación con respecto a la situación de igualdad, inmigrantes y Estado de derecho.

De su lado, la eurodiputada de ERC, Diana Riba, ha defendido el texto asegurando que pone de manifiesto que los derechos fundamentales no se pueden garantizar en Europa y ha denunciado que se haya censurado a la ponente por su mención sobre la situación de los líderes catalanes.

Mientras que Toni Comín, de Junts, ha criticado duramente que se haya suprimido la parte que apuntaba a la realidad en Cataluña, asegurando que Europa quiere pedir cuentas a Polonia y Hungría por su deriva autoritaria pero "da carta blanca" a España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento