Cómo combate Suecia el pico de casos por coronavirus y qué medidas está tomando

Imagen del centro de Estocolmo
Imagen del centro de Estocolmo
UPF - Archivo

Las autoridades sanitarias de los diferentes países han llevado a cabo estrategias diferentes en referencia a la pandemia, siendo Suecia es uno de los países de la Unión Europea que ha mantenido una política de responsabilidad individual para tratar de frenar los contagios por coronavirus. 

Así, mientras en otros países se sucedían más y más medidas firmes y restrictivas, entre ellas, el confinamiento domiciliario de la población, el Gobierno de Suecia abogaba por las recomendaciones y restricciones voluntarias, por lo que el día a día continuaba su curso de forma prácticamente normal. 

Sin embargo, esta decisión ha dado un giro en las últimas semanas. Las autoridades sanitarias del país han impuesto por primera vez medidas obligatorias y restrictivas entre la población.

El pasado miércoles 11 de noviembre, un comunicado del Gobierno emitía las primeras medidas, entre ellas, la prohibición desde el 20 de noviembre de la venta de bebidas alcohólicas a partir de las 22:00 horas en los bares. De este modo, los establecimientos con licencia para vender este tipo de bebidas se verán obligados a cerrar antes de las 22:30 horas.

"Nos enfrentamos a una situación que se puede volver negra como la noche", ha expresado el primer ministro, Stefan Lofven, en una rueda de prensa en Estocolmo, la capital sueca. "Nos arriesgamos a acabar como en primavera", ha agregado.

La otra medida que se ha impuesto en el país es la de limitar a ocho el número máximo de personas que se pueden concentrar en actos públicos, una limitación que el primer ministro Stefan Lofven ha calificado como "una medida intrusiva pero completamente necesaria".

Además, a estas medidas se suma la recomendación que han hecho las autoridades de 13 de las 21 regiones suecas, las cuales han aconsejado a los ciudadanos evitar todo contacto físico con aquellas personas con las que no convivan.

Los casos de contagio en Suecia se siguen produciendo, alcanzando un nuevo récord durante las últimas semanas. El número de pacientes en las unidades de cuidados intensivos se ha duplicado. Así, el primer ministro ha alertado de que los actos de los suecos determinarán "si pueden celebrar las Navidades de forma normal" este año.

Por último, Lofven también ha señalado que está preparado para considerar la posibilidad de imponer nuevas medidas para limitar las reuniones públicas si las actuales no surten efectos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento