¿Qué posibilidades tiene una desempleada víctima de la violencia de género de encontrar trabajo?

  • La mitad de ellas creen que aún existe un gran estigma en las empresas.
  • El 85% no confía en encontrar trabajo en el mercado laboral de la Covid-19.
Una mujer sentada en una ventana de una oficina del Empleo.
Una mujer sentada en una ventana de una oficina del Empleo.
JORGE PARÍS

Acceder al mercado laboral, y permanecer, está más difícil que nunca por culpa de la pandemia del Covid-19. Si ya lo es para un hombre de 30 años, qué no será para colectivos menos "privilegiados". Es el caso de las desempleadas víctimas de la violencia de género. ¿Qué posibilidades tiene una de ellas de encontrar trabajo en este momento?

Este 25 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer. Con ese motivo, y por octavo año consecutivo, la Fundación Adecco presenta el informe 'Un empleo contra la violencia'. Su objetivo es visibilizar la situación de las mujeres víctimas de la violencia de género, dando pie al desarrollo de iniciativas dirigidas a su inclusión laboral.

La pandemia ha reforzado la invisibilidad de la violencia de género

El análisis se ha basado en una encuesta a 350 desempleadas víctimas de la violencia de género, complementada con algunas cifras de otras fuentes e informes de referencia. La conclusión más llamativa es que una inmensa mayoría no confía en encontrar trabajo en el mercado laboral nacido de la pandemia.

A pesar de que el 95% de estas mujeres ve en el empleo un aliado para superar su situación, el 85% creen que tardarán más de un año en encontrar una ocupación estable. En concreto, un 54% prevén que la encontrarán dentro de 1-2 años; un 25% de ellas creen que tardarán más de 2 años; y un 6% llegan a pensar que no la encontrarán nunca.

Falta sensibilización en las empresas

Además, el 52% de las desempleadas víctimas de la violencia de género creen que aún existe un gran estigma en las empresas, ya que no están suficientemente sensibilizadas y asocian violencia de género a “una personalidad insegura y/o problemática”, por lo que evitan contratarlas.

Prefieren el trabajo presencial porque temen quedarse aisladas en sus casas si optan por el teletrabajo

El 89% de las encuestadas prefieren la modalidad presencial al teletrabajo, debido al temor a quedarse aisladas en su domicilio, así como a las dificultades para construir lazos y redes de apoyo sólidos, a través de la vía telemática.

Además, la pandemia ha reforzado la invisibilidad de la violencia de género. Las denuncias han descendido un 12,4% en lo que llevamos de año. Por comunidades autónomas, los mayores descensos se han producido en Aragón (-22,3%), Comunidad de Madrid (-15,8%), Cataluña (-15,4%), Andalucía (-14,8%) y Castilla y León (-14,7%).

El estudio 'Un empleo contra la violencia' de la Fundación Adecco se ha realizado con la colaboración de Aqualia, Consum, Grupo Red Eléctrica, PRAHealthSciences, Talgo, Ucalsa y la firma de servicios profesionales EY.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento