El coronel y "tesorero" De los Cobos también se desmarca de Kitchen

  • El guardia civil que era responsable de los fondos reservados se desentiende de la trama parapolicial.
  • Ejercía de "tesorero", pues autorizaba los pagos (para lo que se destinaban 6 millones al año), pero no las operaciones.
  • Presuntamente, el chófer de Bárcenas, que declara el miércoles, llegó a cobrar 2.000 euros al mes.
  • Semana clave en Kitchen: el exchófer de Bárcenas dispuesto a colaborar.
El Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos a su llegada, este lunes, a la Audiencia NAionall en Madrid para prestar declaración como testigo en el caso Kitchen.
El Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos a su llegada, este lunes, a la Audiencia NAionall en Madrid para prestar declaración como testigo en el caso Kitchen.
Chema Moya / EFE

Diego Pérez de los Cobos, coronel de la Guardia Civil, no conocía la Operación Kitchen, en la que presuntamente un equipo parapolicial espió al extesorero del PP, Luis Bárcenas, con fondos reservados del Estado para sustraer información sensible del Partido Popular con la que contaba el condenado por la trama Gürtel. Así se lo ha transmitido este lunes al juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, ante quien ha comparecido en calidad de testigo ya que él ejercía como director del Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad en 2013, cuando se desarrolló la trama.

Según explican fuentes jurídicas a 20Minutos, De los Cobos le ha explicado al magistrado cómo se utilizaban los fondos reservados del Ministerio de Interior. Para ello, cada año se destinaban hasta seis millones de euros, repartidos entre la Policía y la Guardia Civil. 

En este sentido, se ha presentado como un "tesorero", pues pese a que él era quien autorizaba los pagos (que no las operaciones), ha defendido que solo revisaba si cumplían unos mínimos de carácter formal. Ha destacado así que las operaciones venían autorizadas por otros miembros de Interior. 

De los Cobos sí ha reconocido que llegó a despachar con el también imputado Jorge Fernández Díaz, entonces ministro, pero ha asegurado que nunca le hizo conocedor de la llamada 'Operación Kitchen' "ni cocinero". Tampoco, ha insistido, hablaron nunca del supuesto espiaje a Bárcenas a través de su chófer, Sergio Ríos, a quien se le pagaba 2.000 euros al mes. 

El propio Ríos declara en la Audiencia Nacional el próximo miércoles tras solicitarlo él mismo. Después de cambiar de abogado, pidió declarar de nuevo días después de las comparecencias de Fernández Díaz, del ex secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, y su tenso careo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento