Bélgica entrega a España a la etarra Natividad Jáuregui, reclamada por un asesinato en 1981

  • Jáuregui estaba reclamada por las autoridades españolas por el asesinato del teniente coronel Ramón Romeo.
La etarra Natividad Jaúregui, en el momento de ser trasladada a España por agentes de la Policía Nacional.
La etarra Natividad Jaúregui, en el momento de ser trasladada a España por agentes de la Policía Nacional.
POLICÍA NACIONAL

Agentes de la Policía Nacional han trasladado a España a la etarra María Natividad Jáuregui Espina, reclamada por un delito de asesinato terrorista cometido en el año 1981 y tras ser entregada por las autoridades belgas en virtud de una Orden Europea de Detención y Entrega Europea emitida en octubre de 2019 por la Audiencia Nacional.

Jáuregui Espina estaba reclamada por las autoridades españolas por el asesinato del teniente coronel Ramón Romeo Rotaeche, y por un delito de pertenencia a organización criminal, según ha indicado este domingo la Policía.

La entrega se ha realizado este domingo en un dispositivo materializado por la División de Cooperación Internacional, coordinado y desarrollado por la Oficina Sirene en colaboración con el Ministerio de Defensa.

La miembro de ETA Natividad Jáuregui huyó a Francia en 1978 por su presunta relación con las actividades del comando Iskulin y posteriormente pasaría a formar parte, ya como miembro "liberado", del comando Vizcaya.

Como integrante del comando participó en diversos atentados cometidos a lo largo del año 1981 por sus miembros en la provincia de Vizcaya, varios con resultado de muerte, entre ellos el atentado para cuyo enjuiciamiento es ahora objeto de entrega a España.

Tras su regreso a Francia y permanencia clandestina en aquel país huyó a México, donde sería localizada en 2002 con ocasión de la detención y posterior entrega España de otro miembro de ETA, José Antonio Borde Gaztelumendi.

Sin embargo, regresaría después de forma clandestina a Europa y se instaló en Bélgica, donde sería localizada y detenida en la ciudad de Gante en 2013 como resultado de una operación culminada por la Policía Judicial Federal de Bélgica, que contó con la colaboración de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional y el Centro Nacional de Inteligencia.

En Bélgica, Jáuregui trabajó como cocinera en restaurantes y para familias particulares e, incluso, participó en la elaboración de un libro de cocina, en el que colaboraron cocineros de distintos países y en el que ella aparecía con su nombre y fotografía, según sus abogados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento