Hannah Montana
La foto de la polémica, con Montana y sus amigos. (Foto: El confidencial digital ) EL CONFIDENCIAL MUSICAL

Ya le pasó a la selección española de baloncesto y ahora a Miley Cyrus, más conocida como Hannah Montana, la joven cantante y actriz que triunfa como icono adolescente en todo el mundo.

Ahora, una organización que dice representar los intereses y el sentir de la comunidad china en Estados Unidos, la Organisation of Chinese American, acusa a Hannah Montana de racismo por una foto que circula desde hace días por internet en la que la artista sale achinando sus ojos con los dedos, junto a un amigo de origen asiático. 

No sólo animan y legitiman las burlas contra las personas de ascendencia asiática, sino que también insultan"

"La fotografía de Miley Cyrus y otras personas que estiran sus ojos y que circula actualmente en Internet es ofensiva para la comunidad asiática y establece un terrible ejemplo para muchos de sus jóvenes fans" asegura esta asociación.

El director ejecutivo de OCA, George Wu, piensa que este tipo de gestos "no sólo animan y legitiman las burlas contra las personas de ascendencia asiática, sino que también insultan a sus muchos fans asiáticos". Para el directivo las bromas inocentes no existen, ni siquiera si se hacen con la complicidad de un "afectado".

"La inclusión de una persona de Asia en la foto, no la convierte en aceptable", ha asegurado Wu, que además ha solicitado que la joven de 16 años pida perdón públicamente.

Hannah Montana es una serie original de Disney Channel, que lanzó a la fama mundial a Miley Cyrus, hija del cantante de música country Billy Ray Cyrus, que además es cantante y compositora. No es la primera vez que la joven se ve envuelta en la polémica. El año pasado se dejó retratar por la revista Vanity Fair supuestamente cubierta sólo por una sábana, y poco después se difundieron imágenes de la artista tomadas con un teléfono móvil, en las que posaba en actitudes sexys. 

Un precedente con la selección española

Durante los pasados Juegos Olímpicos el diario The Guardian, en su edición digital, aseguró que las dos fotos realizadas de la selección de baloncesto masculina y femenina podrían haber ofendido a la población China al aparecer los jugadores achinándose los ojos.