Moreno espera recuperar la "mayor movilidad posible" en Navidad pero descarta concentraciones y cotillones

Control de la Policía Local de Sevilla durante el confinamiento.
Control de la Policía Local de Sevilla durante el confinamiento.
EP

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha confiado este viernes en poder recuperar la "mayor movilidad posible" de cara a la Navidad, pero ya ha adelantado que "desgraciadamente no serán como las de 2019" porque seguirán vigentes restricciones para frenar la pandemia del coronavirus y en esta línea ha descartado que se vayan a permitir "grandes concentraciones, cotillones ni eventos".

Así se ha pronunciado Moreno en una rueda de prensa tras visitar las obras de reforma del Hospital Materno Infantil de Málaga, durante la que ha reconocido que le gustaría que de cara a la Navidad hubiera "movilidad por toda Andalucía, horarios comerciales lo más amplios posibles y las reuniones lo más amplias posibles", pero prefiere "no crear expectativas" porque "el virus no sabemos cómo se va a comportar" hasta entonces.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo andaluz ha asegurado que el objetivo de la Junta es que las Navidades sean "lo más normalizadas posibles", pero ha advertido de que "desgraciadamente no serán como las del año pasado" porque, aunque se ha conseguido "controlar el crecimiento" de casos Covid-19 con las restricciones vigentes, "no está doblegada la curva y nos queda mucho por hacer".

Alto cumplimiento

Moreno, que este domingo presidirá una nueva reunión del comité de expertos para decidir si prorroga, endurece o flexibiliza las restricciones en vigor, ha valorado que prácticamente el 85% de los ciudadanos de la comunidad andaluza están cumpliendo con las normas dictadas, pero ha advertido de que "no vale, tenemos que ser todos". Por ello, ha pedido a ese 15% que todavía no está cumpliendo con esas normas que "cumplan con todas y cada una" de ellas que se han dictado, ha dicho, "con el objetivo de remitir cuanto antes esa curva, esa ascensión vertiginosa que hemos tenido a lo largo de todo el mes de octubre".

Ha valorado, en relación con los datos, que "parece que hemos conseguido, hasta ahora, controlar ese crecimiento", señalando que hay "una leve bajada" y "significa que vamos por el buen camino". "Significa que las medidas que adoptamos hace prácticamente dos semanas están dando resultado, pero no significa que la batalla la hayamos ganado, ni mucho menos, ni que hayamos doblegado claramente la curva, ni que no vamos a tener todavía ciertos repuntes", ha dicho.

"Nos queda todavía mucho por hacer y nos quedan muchos días de limitaciones y por tanto de evitar estos contagios", ha advertido el presidente de la Junta.

En cuanto a la reunión del domingo, "nos vamos a ceñir a lo que los expertos nos recomienden, como es habitual en cada una de las decisiones, ellos siempre tienen la última palabra y son los que proponen", ha señalado, añadiendo que "mi responsabilidad como presidente de los andaluces es velar por la salud y bienestar de los andaluces".

Por tanto, ha insistido, "tomaré las decisiones acorde con ese objetivo: que los andaluces puedan gozar del mayor bienestar posible". "A veces eso supone decisiones impopulares, decisiones que no gustan a un sector de la población, decisiones a veces incomprendidas, y suponen a veces un desgaste para mi, para mi propio gobierno y decisiones que a mi me duele muchísimo tomar", ha admitido.

Por tanto, ha insistido en que "solo tengo un objetivo, que es preservar, evitar fallecimientos en las medidas de las posibilidades, limitar el crecimiento de la pandemia, y hacer que Andalucía mejore", por lo que ha pedido "paciencia a los ciudadanos afectados por las restricciones y, de nuevo, responsabilidad".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento